En pleno proceso de implantación de las bicis de 29” en el mountain bike, parece que ya nadie se plantea seguir optando por una 26” en la compra de su nueva bicicleta. Sin embargo, los extremos nunca llevan a nada bueno, suele decir la creencia popular, y no siempre la 29” es la mejor opción. Para hablar más sobre esta cuestión, hemos comparado dos bicicletas similares, pero en diferente tamaño de rueda; por ejemplo, unas KTM Myroon, para que todos puedan encontrar su opción.

En un mercado que en ocasiones se mueve de manera convulsa, hemos pasado curiosamente de la situación en la que tímidamente nos preguntábamos si era más conveniente una bici de 26” o 29” a dar directamente por supuesto que las 26” van a desaparecer y no contemplar otra opción para nuestra próxima compra que la de una bicicleta con ruedas grandes. Ni una cosa ni la otra. Queremos decir con ello que es evidente que las bicis de 29” son una realidad en la que, precisamente, creemos de manera firme, pero este hecho no tiene por qué hacer desaparecer, ni mucho menos, las bicis de 26” en el corto y medio plazo.

En este sentido, los pasos que está dando el mercado del ciclismo apuntan más a una reubicación de las bicis de 26” hacia usos y segmentos de precios determinados, en lugar de la extinción. Esta reflexión viene a colación del comparativo que tienes ahora mismo en tus manos. Un artículo en que enfrentamos dos bicicletas de una mismo fabricante, con equipamientos equiparables, que no iguales, y con el tamaño de la rueda como principal diferencia entre ellas. Nuestras conclusiones tras el test han sido claras, pero no te las revelaremos aquí, sigue leyendo y comprenderás mejor el porqué de nuestra opinión.

Para elegir

Aunque es obvio que las bicis de 29” están robando claramente el protagonismo a los modelos de 26” para XC en las franjas de precio de gama alta, existe la posibilidad de elegir todavía modelos muy similares en calidad y que cuenten con versión tanto de 26” como de 29”. Es el caso de las dos bicicletas que probamos en estas páginas, el modelo rígido más representativo de KTM Bikes, la Myroon, y que a día de hoy existe en las dos versiones. Estamos, en definitiva, ante dos bicicletas que con una horquilla de 1.000 euros de diferencia en el precio entre ellas, ofrecen sin embargo dos perfiles muy similares en cuanto a su concepto de bici, pero con unas prestaciones sustancialmente diferentes por el distinto tamaño de sus ruedas y sus respectivas geometrías.

¿Qué tipo de biker eres?

Cada vez tenemos más claro, tras varios comparativos ya a nuestras espaldas entre bicis de 26” versus 29”, que dependiendo de nuestro estilo o nuestra forma de conducir una bicicleta de montaña, nos adaptaremos mejor un tamaño u otro de rueda. Por eso, y al margen de los pros y contras que sobre el papel tiene una 26” o una 29”, debemos tener en cuenta el estilo de conducción del biker. En función de éste, podremos hablar de mayor o menor conveniencia de un tamaño u otro de rueda para cualquier biker.

Por ejemplo, alguien que sea muy explosivo con su mountain bike, que esté acelerando constantemente, que valore especialmente una bici muy nerviosa y juguetona, probablemente se sienta más cómodo y más eficiente montando en una bici de 26”, una bicicleta que siempre será más dinámica en espacios pequeños y distancias cortas como las salidas de curva, repechos cortos pero intensos o entradas en curva complicadas, por citar algunos ejemplos.

En el otro extremo, bikers que no se ponen demasiadas veces de pie sobre su bicicleta, que suelen ir a un ritmo constante sin muchas aceleraciones y que además tienen la costumbre -o la habilidad- de jugar con las inercias y no tocar el freno de manera violenta, podrán sacar, sin duda, más partido a una bici de 29”.

Luego vienen aspectos objetivos, como son la diferencia de peso entre ambos tipos de bicicleta (unos 800-1000 g) entre dos modelos con mismo nivel de equipamiento, la estabilidad en zonas accidentadas o la velocidad punta en llano o zonas de rodar a gran velocidad, pero cuestiones en definitiva que cada uno tendrá que valorar en función del uso o zonas por las que ruede habitualmente.

Made in KTM

¿Qué pasaría si estuviésemos dudando entre comprar una 26” o una 29” de un mismo fabricante? ¿Dos bicis de características y nivel de equipamiento similar? Pues bien, justo esa situación, en la que puede encontrarse cualquier usuario en los tiempos que corren con la dualidad 26-29”, es la que hemos intentado simular en este comparativo. Hemos contrastado dos modelos KTM de gama media e intentado hacer el ejercicio de elección.

Invariables

Nuestras invitadas para este comparativo fraternal, dos KTM, son dos modelos de 2012 que efectivamente puedes encontrar en la tienda desde hace ya unos meses. Pero, además, se mantendrán inalterables en 2013, con lo que no sólo son dos modelos absolutamente vignetes hoy, sino que lo serán durante al menos un año y medio más. Estos dos modelos se encuentran en una franja de precio medio, aunque una de ellas entre de pleno ya en los 3.000 euros y comience a rozar el segmento de bicis de gama alta si consideramos esta cifra como barrera entre gama media y alta. De todos modos, son unos precios con una alta demanda en el mercado y por los que, hoy en día, obtenemos bicicletas realmente excelentes.

Myroon Elite

La primera de ellas es el modelo de 26” Myroon Elite. Se trata del modelo rígido de carbono más básico de KTM con un precio que roza los 2.500 euros. Su equipamiento es realmente uno de sus puntos fuertes, pues por ese precio tenemos una bicicleta con un grupo que es auténtico referente en bicis de gama media y alta, el Shimano XT, que si bien no tiene la estética más atractiva del mercado, tiene un rendimiento y fiabilidad ciertamente aplastantes.

Incluso los frenos SLX, de menor nivel que los XT, tienen un comportamiento excelente que con discos de 180 y 160 mm ofrecen una frenada contundente y efectiva al 100 %. Probablemente sea la horquilla el aspecto menos favorecedor para esta bici. La DT Swiss XR 400 de 100 mm de recorrido funciona correctamente en los primeros kilómetros, pero, por nuestra experiencia, suele perder algo de prestaciones a medida que avanzan las horas de uso, así como un mando de bloqueo remoto que, comparándolo con el que ofrecen otros fabricantes, está ya algo desfasado por ergonomía y suavidad de accionamiento.

Preparadas para todo

En la línea de toda la gama KTM, estas dos Myroon tienen todo lo que en técnica se le debe pedir a una bicicleta para que en un año no quede ya desfasada. Es decir, incorporan la mayoría de últimas tendencias en fabricación de cuadros y componentes. Nos referimos a la dirección Tapered, prácticamente obligatoria hoy en día en cualquier bicicleta técnicamente avanzada, una caja de pedalier Press-Fit o los ejes pasantes de ambas ruedas; 15QR en la delantera y 142 x 12 mm en la trasera. Con esto, KTM ofrece, en ambos casos, bicicletas rígidas y precisas en sus reacciones, que junto a un peso razonable, se convierten en unas bicis muy equilibradas en su conducción.

Pura diversión

Justamente para eso, para divertirse, es para lo que se ha diseñado la geometría de esta bicicleta. La Myroon, lejos de ser una hardtail de carreras, es una bicicleta concebida geométricamente para pedalear con un buen compromiso entre eficacia de pedaleo y confort. Una bici perfecta para devorar kilómetros pero sin la exigente y radical geometría que algunas rígidas del mercado poseen por haber sido concebidas para competir. KTM apuesta, por tanto, por una bici más democrática en sus medidas y apta para muchos más usuarios que ni pueden ni necesitan adaptarse a una geometría de competición.

Myroon 1.29

En el otro extremo de este comparativo tenemos la Myroon 1.29, el modelo 29er rígido más alto de gama. Aun así, no supera en más de 900 euros al precio de su hermana pequeña, la Myroon Elite de 26”. En cualquier caso, el incremento de precio se debe probablemente al montaje con el grupo SRAM X0, que, sinceramente, si no supera al del XT de la Myroon Elite, sí que es más caro por el uso del carbono en el cambio, pulsadores o bielas y el ahorro de peso que ello supone.

La 1.29 tiene un equipamiento algo más equilibrado que el modelo de 26” con el que la comparamos. Especialmente por el montaje de la horquilla FOX Float 29 Fit RLC, con un comportamiento netamente superior al de la DT Swiss en tacto, regulaciones y durabilidad. Por lo demás, el planteamiento de la bicicleta es casi idéntico a su rival: una geometría relativamente relajada, ejes pasantes en ambas ruedas, componentes Ritchey y llantas, eso sí, Syncros compatibles con tubeless, algo que siempre hay que valorar y que, sin embargo, no posee la Myroon Elite.

Diversión y rendimiento

Tras probar estas bicis y compararlas de tú a tú, es evidente que la opción de 26” se aproxima más al usuario que quiere una bicicleta divertida, sin importarle tanto los kilómetros que recorre. Probablemente con un nivel técnico elevado, pues la 26”, comparada con la 29er, no ayuda desde luego a pasar por zonas técnicas y que aprecie especialmente los cambios de ritmo, las aceleraciones y un comportamiento juguetón.

La Myroon 29”, en cambio, aun siendo una bici dinámica para su tamaño de rueda, es una opción que se aproxima más a la vertiente del rendimiento, pues en términos generales puede correr más que la 26”. Al mismo tiempo, facilita más las cosas en zonas muy técnicas, con lo que se adapta mejor a bikers que no sean especialmente hábiles. La diferencia de precio es importante, sin duda, pero el nivel del equipamiento con el grupo SRAM X0 de la 29” es además una opción a valorar para los que busquen algo más de exclusividad y estética, que no de prestaciones, pues el XT tiene un nivel de funcionamiento muy similar.

KTM Myroon 1.29

A favor

  • Confort
  • Estabilidad
  • Tacto y firmeza de la horquilla

En contra

  • Desarrollo algo exigente para el usuario de a pie y una bici de 29” (42×28)

Ficha técnica

KTM
Myroon 1.29
3.399 euros
10,510 kg (sin pedales en talla L)
100 mm
CUADRO
Material: Carbono
Tallas: 38, 43, 48 y 53
Garantía: 5 años
SUSPENSIONES
Horquilla: FOX 32 Float 29 Fit RLC 15QR
TRANSMISIÓN
Pedalier: SRAM X0 Press-Fit / 42×28 / 175 mm
Casete: SRAM PG 1070 / 12-36
Cadena: KMC X10
Pedales: Shimano M520
Mandos de cambio: SRAM X0
Cambio: SRAM X0
Desviador: SRAM X0
RUEDAS
Llantas: Syncros FL29 Tubeless Ready
Bujes: Syncros 15QR delantero / 142×12 mm trasero
COMPONENTES
Neumáticos: Schwalbe Racing Ralph 29×2,25”
Frenos: Avid Elixir 9.Discos: 180 mm delantero y trasero
Manillar: Ritchey WCS Flat / 660 mm 5D
Potencia: Ritchey WCS C-260º / +-6º / 100 mm
Dirección: Ritchey Pro Logic Tapered
Tija de sillín: Ritchey WCS 1B 350/27.2 mm
Sillín: Fi:zi´k Tundra 2 / Raíles manganeso

MÁS INFO
KTM Bikes Industries, 93 691 31 51, www.ktm-bikes.at

KTM Myroon Elite

A favor

  • Relación calidad-precio
  • Confort en marcha
  • Estabilidad

En contra

  • Comportamiento algo lento en curva
  • Horquilla mejorable en funcionamiento y rigidez

Ficha técnica

KTM
Myroon Elite
2.499 euros
9,980 kg (sin pedales en talla L)
100 mm
CUADRO
Material: Carbono
Tallas: 38, 43, 48 y 53
Garantía: 5 años
SUSPENSIONES
Horquilla: DT Swiss XRM 100 15QR Remote
TRANSMISIÓN
Pedalier: Shimano XT Press-Fit / 42-32-24 / Bielas 175 mm
Casete: Shimano HG 81/ 11-34
Cadena: KMC X10
Pedales: Shimano M520
Mandos de cambio: Shimano XT
Cambio: Shimano XT
Desviador: Shimano XT
RUEDAS
Llantas: DT Swiss XR-400
Bujes: Shimano XT, 15 QR delantero / True Axle 142x12mm trasero
COMPONENTES
Neumáticos: Schwalbe Rocket Ron 2.1” Evo
Frenos: Shimano XLXDiscos: 180 mm delantero y 160 mm trasero
Manillar: Ritchey Pro Flat / 620 mm
Potencia: Ritchey Pro 4 Axis / 100 mm / +-6º
Dirección:Ritchey Pro Logic Tapered
Tija de sillín: RItchey Pro / 350 mm / 27,2 mm
Sillín: Selle Italia XR XC Flow

MÁS INFO
KTM Bikes Industries, 93 691 31 51,: www.ktm-bikes.at

 

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.