Estaba más o menos claro que Michal Kwiatkowski no iba a tener problemas para ganar la Tirreno-Adriático en la última etapa. Una contrarreloj de 10 kilómetros en la que era infinitamente superior a su inmediato perseguidor en la general, el italiano Damiano Caruso. Cierto que el del BMC no ha hecho mal crono, pero ‘Kwiato’ ha hecho valer su condición de mejor rodador para retener la ‘maglia azzurra’ con la que salía.

La etapa ha sido para Rohan Dennis. El ‘aussie’ de BMC ha salido en seco, mientras que los hombres de la general lo han hecho bajo la lluvia, lo que sin duda ha influido también en el resultado final. Iba a ser difícil rebajarle el crono, pero Thomas o el propio Michal podrían haberlo intentado. Segundo de la etapa ha sido Jos Van Endem, con Castroviejo tercero a 8 segundos.

De esta forma, Kwiatkowski logra la segunda vuelta por etapas de la temporada. Ya consiguió ganar la Volta ao Algarve con dos etapas y ahora lo hace, a base de constancia y regularidad, en Tirreno. Su próximo objetivo llega ya, el sábado en la Milán-Sanremo donde defiende la victoria del año pasado: “Sólo necesito estar parado y recuperar. Voy a pasar tres días en casa y estaré listo”, ha dicho tras recibir el Tridente de ganador.

Landa… y Jaime Rosón

No era el día de Mikel Landa. Sólo tenía seis segundos de ventaja para retener el podio y cuando ha cruzado la meta Geraint Thomas le había metido nada menos que 48. Que la carretera estuviese mojada también ha influido porque el vasco no ha arriesgado lo mínimo, pero igualmente Thomas es muy superior en la pelea individual contra el crono. Y así se ha demostrado. Aún así, se va con la victoria en la etapa reina del sábado.

mikel-landa-vuelta-andalucia-etapa4

Foto: PhotoGomezSport

Landa salió tercero y al acabar la etapa ha sido sexto. Y muy cerquita ha estado Jaime Rosón, que ha hecho una crono bastante mejor y ha terminado octavo en la general. No está nada mal para el zamorano, que cierra su primer Top10 en una vuelta del WorldTour. Otro pasito más pese a haber estado consignado a labores de equipo. Los jóvenes españoles siguen creciendo.

Los vueltómanos, discretos

Se supone que los Chris Froome –resolución mediante- Fabio Aru, Vincenzo Nibali o Romain Bardet se van a estar disputando el Tour de Francia dentro de cuatro meses. Probablemente sea esa la razón de que no hayan estado peleando por la carrera aquí, aunque en otras ocasiones sí hemos visto a los ‘gallos’ meterse en faena en los tests previos. En todo caso, ninguno de ellos ha entrado siquiera en el Top10 general.

En este caso han sido los segundos de a bordo quienes han dado realmente la talla, sobre todo Michal Kwiatkowski y un Geraint Thomas que, si lo de Froome no se soluciona favorablemente, tal vez tenga que juntarse con Wout Poels y coger las riendas del Team Sky en el próximo Tour. Vienen meses inciertos para los británicos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.