En las últimas semanas, cada vez más voces se han unido dentro del ciclismo frente a la medida de la UCI de recortar corredores en las carreras. A las ya conocidas impresiones de Luis Ángel Maté –prácticamente el primero en criticar la iniciativa por redes sociales- y Nicolas Portal, director de Sky, se van sumando nuevos integrantes del estamento ciclista. Pero esta vez es uno diferente y con más peso.

Porque hablamos de Gianni Bugno, que a día de hoy es el presidente de la CPA (Cyclistes Professionel Associés) y por tanto el portavoz del colectivo de los corredores. Después de un largo tiempo de silencio, el que fuese ganador del Giro en 1990 se ha sincerado en Cyclingnews sobre la polémica medida. Y no le gusta un pelo. De hecho, tiene claro que las razones de seguridad que esgrime la UCI son “basura, una tontería».

Excepción en el Mundial 

De hecho, pese a haber tardado tanto, lo cierto es que Bugno ha sido bastante duro con la organización internacional que maneja este deporte y ha puesto un ejemplo con el Mundial, donde el límite se va a mantener en 200 ciclistas: “Es hasta divertido que la UCI haya dejado que eso ocurra precisamente en su carrera, la que organizan ellos. Tendrán que explicar el por qué”, ha comentado el transalpino.

“No puedes mejorar la seguridad de una carrera por quitar 20 ciclistas. Es algo mucho más complejo. Miren por ejemplo el debate sobre los frenos de disco: se lleva hablando un año y medio de ellos y aún no hay decisión”, ha expuesto. Sin embargo, el estamento ciclista parece haberse quedado solo contra la reducción, según Bugno: “Los equipos están contentos porque ahorran dinero, los organizadores también porque pagan menos habitaciones de hoteles y la carrera es más barata. Sin embargo, perdemos empleos de ciclistas, de mecánicos, auxiliares y otros puestos del staff”.

“Sistema de puntos”

Otra razón que Bugno desmonta, para después posicionarse al respecto, es la de que los propios organizadores hayan podido presionar de alguna manera para que, con menos corredores, las carreras sean más espectaculares. En su opinión, el problema no va por ahí: “No lo creo. Pero es muy difícil tener una carrera espectacular si un equipo tiene cinco ciclistas que podrían ser líderes en cualquier otro”, argumenta.

Asegura que no está por los topes salariales, pero sí introduce otra idea: “Creo que habría que poner un sistema, por ejemplo de puntos, para definir qué corredores pueden llevar los equipos  a las grandes carreras. Ahora mismo, el Giro y la Vuelta son las mejores pruebas porque no hay equipos que controlen tanto”.

Un 10% menos

Según los datos de la propia CPA, el número de corredores del World Tour va a ser un 10% inferior en 2018 frente al año que ya termina. Algo que preocupa a Bugno y, por supuesto, también al estamento ciclista que suele ser el eslabón más débil de la cadena. Aunque hay algunos equipos que tampoco están especialmente entusiasmados con la medida, el pragmatismo les lleva a traducir que menos corredores también es menos masa salarial por lo que no hay pronunciamientos en este sentido.

Hace unas semanas, desde Arueda.com abordábamos este asunto. Por poner ejemplos más actuales de equipos que ya han dado la plantilla por cerrada, Movistar y Orica-Scott han bajado de 28 a 25, mientras que Katusha-Alpecin ha completado la nómina en 26. La media es de entre dos y tres bajas por equipo, aunque hay algunos como BMC que a día de hoy cuenta con siete ciclistas menos para 2018. Desde luego, no es como para que los ciclistas estén especialmente contentos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This