Ya ha hecho historia. Juan Menéndez Granados iniciaba el que mayor reto en su carrera como aventurero a dos ruedas: ser la primera persona en llegar al Polo Sur en bici desde la costa antártida. ‘Juan Sin Miedo’ hacía frente a 1.200 kilómetros de lo más inóspitos, sin la ayuda de nadie y dependiendo sólo de su destreza, fuerza física y psicológica y capacidad de adaptación al terreno, amén de la fiabilidad de su material. En principio, este asturiano universal calculaba que iba a emplear unas 38/40 duras jornadas, que al final se transformaron en 46 duros días de expedición.

A lo largo de estas jornadas, Juan ha pasado toda clase de peripecias y peligros, haciendo frente a un frío extremo, a un viento huracanado y a las siempre temibles grietas, pero al final tanto esfuerzo ha merecido la pena, y Juan Menéndez Granados hacía historia al convertirse en la primera persona que logra llegar al Polo Sur en bici, sin la ayuda de nadie. Juan celebró como se merecen las grandes ocasiones. Posó junto a la bici, su ‘fat bike’ que le ha llevado a alcanzar su sueño, al lado de la bandera de España y al lado de la bandera de Asturias, escarciando, como no podía ser de otra forma, un buen vaso de sidra.

¡Felicidades Juan! A continuación puedes repasar cómo sucedieron todas y cada una de las jornadas de expedición de Juan Menéndez Granados de camino al Polo Sur.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La película de los hechos, de la primera jornada de expedición a la última

Y a la una de la madrugada hora española, en la jornada 46 de expedición, este asturiano universal ha hecho historia, al convertirse en la primera persona que llega al Polo Sur, solo, sin ayuda de nadie, montado en su bici. Enhorabuena a Juan Sin Miedo. En breve, más información

¡¡¡¡¡¡Sólo le separan 20 kilómetros del Polo Sur!!!!!!, día 45 de expedición

Juan Menéndez Granados está muy muy cerca de conseguir lo que se propuso hace más de dos años. Ayer, en otra jornada maratoniana de más de 15 horas de ruta y ‘whiteout’, consiguió avanzar otros 28 km, dejando la ansiada meta a solo 20 KM. Hace apenas unos minutos que hemos podido hablar con él, y estaba muy emocionado pero sin perder la concentración, necesaria para culminar con éxito su expedición. Hoy Juan va a llegar al Polo Sur en bici, solo, sin apoyo y sin asistencia. La previsión es que lo haga en nuestra madrugada. Allí le estará esperando un equipo del operador logístico, ALE, dándole la bienvenida que se merece.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan está débil, se siente muy fatigado por estos últimos días de tanto esfuerzo, día 44 de expedición

Ayer decidió darse un respiro y bajar el ritmo, porque tal y como nos decía esta mañana “no me sentía bien, llevaba varias jornadas durmiendo apenas 4 o 5 horas y una alimentación muy deficiente”. Hizo 8 horas de ruta en las que ha avanzado 19 Km, dejando el Polo a 48,5 Km. “Deseo con todas mis fuerzas llegar, y hacerlo cuanto antes. Pero tengo que tener la cabeza muy fría, no puedo exigirme más de lo que mi cuerpo a estas alturas podría aguantar”.  Es difícil calcular cuándo Juan podrá llegar, pero lo que es seguro es que lo hará.  “Aprendí que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino el que conquista ese temor”. Nelson Mandela

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una incidencia con el GPS le desvía de su objetivo, día 43 de expedición

La Antártida no da un respiro a Juan. Las nubes, la niebla y el ‘whiteout’ siguen siendo sus compañeros de viaje en estos días. Ayer, además, tuvo alguna incidencia con el GPS que hizo que desviara su trayectoria al Este. Aún así, 29 Km más, que dejan el Polo a 68 Km. Tales son las dificultades en este último tramo de expedición que ayer el americano Daniel Burton, que sigue por detrás de Juan, solo pudo avanzar 2’5 millas náuticas. Para aquellos que ponen en duda la épica de la expedición, Juan nos confirma que ayer, por ejemplo, ingirió solo la mitad de las calorías que gastó en las 15 horas de ruta que tuvo que hacer. Y que su dieta se basa en chocolate en polvo mezclado con aceite de girasol y frutos secos. Es la única comida que le queda hasta llegar al Polo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Juan está a apenas tres jornadas de cumplir su sueño!”, día 42 de expedición

Juan Menéndez Granados está mucho más cerca de conseguir el objetivo. Ayer 34’5 km más, que dejan el Polo Sur a poco más de 94 KM. La niebla y con ella el constante ‘whiteout’ sigue acompañando a Juan en estos últimos días, haciendo mucho más duro el final de la expedición y confirmando que está siendo una temporada atípica en el continente austral. Juan sigue la huella cada vez más débil de otros aventureros, sobre una nieve muy blanda, poco transformada. A pesar de todo esto, Juan está dando un ejemplo de convicción, de coraje y de fuerza mental y física. Está a apenas tres jornadas de cumplir su sueño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Esto es extremadamente duro, pero no se nos escapa, en tres jornadas y media llegaré a la meta”, día 41 de expedición

Nuestro aventurero tiró ayer de coraje y avanzó otros 32,5 km. Eso le situaba esta mañana a 126 KM del Polo Sur antes de iniciar la jornada. Hoy nos decía “esto es extremadamente duro, pero no se nos escapa, en tres jornadas y media llegaré a la meta y se verá recompensado todo el esfuerzo realizado para llegar hasta aquí”. A Juan le queda tan solo un desayuno completo y una cena, pero tiene algunos sobrantes de frutos secos, chocolate en polvo, etc. Aunque no es la dieta ideal de un atleta que está en actividad más de 12 horas al día, le va a permitir alimentarse durante estos días. En cuanto al agua, las reservas de combustible para el hornillo son suficientes para seguir derritiendo nieve e hidratarse todo lo necesario.

 

 

 

 

 

 

 

 

“Hola a todos, las cosas aquí están poniéndose complicadas”, día 40 de expedición

Éstas son las palabras de Juan Menéndez Granados a poco más de 155 Km del Polo Sur: “Hola a todos, las cosas aquí están poniéndose complicadas. Son ya 40 días de expedición, y la Antártida presenta su cara más dura. Estoy en el peor de los escenarios posibles: climatología adversa, nieve muy blanda no transformada, y provisiones al límite. En estas condiciones, necesito alargar mucho las jornadas (ayer 13 horas) y con las dificultades que supone pedalear sobre este terreno, he decidido esquiar la mayor parte del tiempo en estos últimos kilómetros. Es mi única garantía de progresar en los promedios de distancia necesarios para no tener que pedir el rescate a la base logística. Es importante mantener la cabeza fría en estos momentos, y dar prioridad a lo realmente importante. Decidí hacer las cosas de una manera, probablemente la mas difícil de todas, y ese compromiso hace que tenga que acabar como empecé: sólo, sin apoyo y sin asistencia. Gracias a todos por vuestro apoyo y vuestros mensajes. Vamos a conseguirlo entre todos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Más cerca del objetivo, pero se acaba el alimento, día 39 de expedición

La Antártida no esta poniendo las cosas fáciles. Ayer Juan volvió a enfrentarse al viento antártico, a los bonitos pero complejos sastruguis y al Whiteout, condiciones muy adversas para poder avanzar todo lo que Juan tiene que hacerlo. Aún así, tras más de 12 horas en ruta, 24 km más cerca de la meta. El Polo queda a poco más de 180 Km, pero el alimento se acaba, y exige avanzar más metros en cada jornada.

 

 

 

 

 

 

 

 

“Estoy al límite. He vidido un auténtico infierno”, día 38 de expedición

Juan Sin Miedo califica la jornada de ayer como “un auténtico infierno”. La intensa niebla y el desconcertante ‘whiteout’, pusieron las cosas muy difíciles para poder seguir avanzando. “Perdí la huella y tuve una sensación horrible de mareo durante todo el día. En esas condiciones tuve que esquiar la mayor parte del tiempo”. Finalmente, Juan pudo avanzar aproximadamente 24 Km más en línea recta, lo que le colocaba esta mañana a 210 Km de la meta. “Ayer hizo muchísimo frío, con una sensación térmica inferior a los -30ºC, que me obligó a parar y montar la tienda un par de veces para calentar mis pies y manos”. Fue “horrible, llegué a la noche exhausto y muy preocupado por mis provisiones. Estoy al límite, así que espero que las condiciones mejoren en estos días para poder llegar”. Afortunadamente, hoy las condiciones han mejorado. Esperemos que continúe así.  “Ayer le pude hacer llegar algunos de vuestros mensajes de apoyo de estos días, los necesita para seguir con el ánimo arriba”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ha sufrido un principio de congelación en uno de los dedos, día 37 de expedición

29’7 km menos para la meta. Brutal el esfuerzo de Juan por conseguir su objetivo en estos últimos días. Esta mañana partía con poco más de 230 km de distancia al Polo Sur. Sigue la huella dejada por los vehículos de Maria Leijerstam, lo que le facilita un poco las cosas. Hace un par de días que ha sufrido un principio de congelación en uno de los dedos de su pie derecho. De momento, es leve y no es preocupante, pero tendrá que estar muy atento a su evolución.

 

 

 

 

 

 

 

 

A las puertas del ‘Plató Antártico’, día 36 de expedición

 Juan Menéndez Granados encara el tramo final de la expedición con mucha energía. Ayer 33 Km más en su cuenta, lo que dejan a unos 260 Km de la meta. Si las condiciones climáticas se repiten hoy, posiblemente Juan abandone la latitud 87 grados, la más dura de todo el recorrido. Entraría al llamado “Plató Antártico” posiblemente mañana, donde se encontrará un trazado más llano y menos complicado por la desaparición paulatina de sastruguis y grietas. Espectacular la imagen que nos ha enviado Juan esta misma mañana.

Máxima atención de Juan Menéndez Granados con las grietas en el hielo, día 35 de expedición

Juan sigue luchando contra los elementos en la Latitud 87 grados (24 km más). A los ya conocidos sastruguis y los vientos antárticos, se suman ahora las grietas en el hielo, uno de los peligros más temidos por Juan antes de enfrentarse a la expedición. En el día de ayer, las que encontró no eran grandes, pero hay previsión de que sean mayores en la jornada de hoy y en la de mañana. La meta está más cerca, según los últimos cálculos, a unos 290 km. A pesar de todo, Juan está convencido de que el Polo no se le escapa. Ayer, día 6, recibió también la visita de SS.MM. los Reyes Magos que le dejaron estos caramelos junto a sus botas.

Haciendo frente a rachas superiores de 70 km/h, día 34 de expedición

Nuestro aventurero avanzó ayer 28km más a pesar del fuerte viento. Rachas superiores a los 70km/h en el lugar donde más fuerte puede soplar en todo el recorrido y superando ya los 2.200 metros de altitud. Sensación térmica muy baja, mucha fatiga y otra muela rota, balance de una jornada muy dura que hoy puede volver a repetirse. En palabras de Juan, “estoy en la latitud 87, las más difícil de todo el recorrido. Tardaré 3 días en superarla, jornadas que se presentan muy muy duras”.

Juan Menéndez Granados desafiando a los elementos

Juan Menéndez Granados desafiando a los elementos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras el descanso, Juan Sin Miedo sigue su aventura, día 33 de expedición

Juan Menéndez Granados decidió ayer descansar dadas las malas condiciones de visibilidad con las que se encontró durante todo el día. Hoy ha retomado la marcha para completar 11 horas de actividad, recuperar la jornada de descanso e intentar distanciar a Daniel Burton de quien ayer pudo ver su tienda. Se encuentran muy cerca, apenas apenas unos kilómetros de distancia entre uno y otro. Vamos Juan.

Pedaleo muy técnico en el día 32 de expedición

Juan Sin Miedo disfrutó ayer de una etapa “divertida”. Los campos de sastruguis le exigen un pedaleo muy técnico, que le hicieron pasar un buen rato. Ayer 29’700 Km más. Hoy le espera un día de intensa niebla y Whiteout, lo que supone avanzar más lento, sobre todo ante estas dunas de nieve, que en estas condiciones no puedes anticipar. De momento, el frío está bajo control.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Sin Miedo, ante un frío cada vez más intenso, día 31 de expedición

28 kilómetros más a la espalda para Juan Menéndez Granados. A estos ritmo, podría alcanzar el Polo Sur en 10 o 12 días. Está aproximadamente en los 2.000 metros de altitud, lo que supone un sobre esfuerzo por la densidad del oxígeno y por un frío cada vez más intenso, que empieza a sentir sensiblemente en sus manos y pies. Le obliga a estar muy muy concentrado para no cometer errores. Por ello presta especial atención a la hora revisar botas y guantes para cuidar sus dedos de posibles congelaciones.

Desafiando las dunas de nieve, en el día 30 de expedición

Juan Sin Miedo acaba de superar los 2/3 de la distancia de la expedición. En estos momentos se encuentra a menos de 400 Km, fruto del enorme esfuerzo de estos días sobre su bicicleta. El paisaje ha cambiado algo, nos decía, porque está atravesando un bello tramo de sastruguis (especie de dunas nieve). Tiene un problema importante con su pantalón, que se ha rasgado consecuencia del rozamiento con el sillín. Le preocupa que pueda filtrarse el frío en una zona muy sensible a las congelaciones.

 

Ha rodado 62 kilómetros en dos días, días 26 y 27 de expedición

Juan Menéndez Granados sigue avanzando hacia el Polo Sur. Ha completado 62 kilómetros en dos días, en los que el viento antártico ha vuelto a soplar con fuerza. Ayer Juan se encontró con la británica Maria Leijerstam y su equipo motorizado (dos coches) que ya iban de regreso. La buena noticia es que la huella dejada por esos coches puede facilitar la orientación y el avance de Juan en los próximos días.

A menos de 600 kilómetros del objetivo, día 25 de expedición

Juan Sin Miedo ha superado el ecuador de la expedición, y ahora la meta queda a menos de 600 kilómetros. Juan nos contaba que “la verdadera expedición comienza ahora. No voy a decir que hasta este momento haya sido un aperitivo, pero con toda seguridad era la parte de la expedición más “cómoda”. Ahora el tema se empieza a poner serio porque me queda por superar el mayor desnivel y el frío empieza a ser severo”.

Juan Menéndez Granados completa la mayor distancia hasta ahora, días 23 y 24 de expedición

Así, Juan Sin Miedo hizo ayer la mayor distancia hasta ahora, 41 kilómetros en un único día, a pesar de las malas condiciones de visibilidad por el fenómeno del ‘whiteout’, del que ya había sido víctima en alguna ocasión. Ayer a mitad de jornada, se cruzó con el coche de apoyo de la británica Maria Leijerstam, quién ha alcanzado el Polo Sur en apenas 10 días de expedición. En triciclo, por una ruta más corta, 500 kilómetros, y en condiciones de Full Supported, ha conseguido culminar con éxito su objetivo. Juan le manda su más sincera felicitación.

Así pasó la Navidad Juan Menéndez Granados, días 21 y 22 de expedición

“El día de Nochebuena va a ser de lo más normal para mí. He hecho lo mismo de siempre, con la salvedad de que en vez de hacer 10h de actividad he hecho una hora menos, para que me dé tiempo a ver algunos videos que tengo en la tablet y de alguna manera estar más cerca de los míos. No voy a negarlo, está siendo un día duro. No estoy con mi familia. No tengo la oportunidad de estar con ellos en la gran cena familiar del año. Y eso se echa de menos… Tengo que conformarme con una llamada satélite. Echo de menos la compañía de mis seres queridos. Pero también la comida. Aquí, tengo que conformarme con lo que hay: pollo en salsa dulce, unas patatas fritas, unas rodajas de salami y como excepción, un tercio de la barra de turrón que veis en la foto, para beber, chocolate caliente. No es nada del otro mundo, pero para estar en medio de la Antártida, no está tan mal, verdad? Quiero desearos de corazón una feliz Noche buena y una Feliz Navidad!”.

Tras celebrar el día de Navidad como ha podido, Juan Sin Miedo ha superado ya los 500 kilómetros. Se encuentra en la Latitud 84º 27′ 50″, a menos de dos jornadas de alcanzar el ecuador de la expedición.

“Tengo la sensación de que para llegar al Polo hay que ser más inteligente que fuerte”, días 19 y 20 de expedición

Resumen de las jornadas 19 y 20 de Juan Menéndez Granados en el Polo Sur. Éstas son sus propias palabras: “Ya he recorrido un tercio de la distancia al Polo Sur!! Estoy muy contento y satisfecho. Está siendo realmente duro, y estos datos siempre animan. El desgaste está siendo más que notable, pero todavía queda mucho. Trato de medir cada caloría que gasto, porque la voy a necesitar de aquí en adelante. Tengo la sensación de que la verdadera expedición aún no ha comenzado. Lo más duro vendrá después de las montañas Thiel, donde comienza la zona con mayor desnivel, donde hará más frío, y donde la altura va al jugar un papel muy importante. Tengo la sensación de que para llegar al Polo hay que ser más inteligente que fuerte”.

Y tras esta reflexión de la jornada 19, Juan Sin Miedo afrontaba su 20 día en la Antártida. En la jornada de ayer hizo 36 Km más, pero no puede descuidarse. El americano Burton está cerca, y arrastra menos peso que Juan al haber optado por tener depósitos durante el recorrido.

 

Va cada vez más rápido, día 17 y 18 de expedición

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Menéndez Granados avanza cada vez más rápido. El frío endurece la nieve y puede rodar la práctica totalidad de las etapas. Empieza a alargar las jornadas, con cerca de 10 horas de ruta cada día. La meta esta cada vez más cerca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Completa diez horas de ruta, 30 km, día 16 de expedición

Juan Menéndez Granados sigue forzando el ritmo día a día, Ayer completó diez horas de ruta, buena parte de ellas subido a la bici. Hoy comentaba que ha hablado con sus “mentores” noruegos (Ousland, Rotmo y compañía), y que están entusiasmados con el ritmo que lleva. Las últimas previsiones a esta media de distancia por día, es poder alcanzar el Polo Sur a los 42 o 45 días de expedición. Le preocupa que tenga comida y combustible para tantos días.

Pedaleando a -21ºC, día 15 de expedición

Juan Menéndez Granados suma ya otros 26 kilómetros en sus piernas. Nos cuenta que ayer volvió azotar el fuerte viento y que hoy hace más frío que en días anteriores (-21ºC). Está ya a 911 metros de altitud, la ruta siempre pica hacia arriba, ya que el Polo Sur se encuentra a 2.835 metros. No hay grandes rampas, pero la ruta es siempre un falso llano.

 

Juan Sin Miedo lleva ya 270 km recorridos, día 14 de expedición

Juan decidió descansar en la jornada 13 debido al mal tiempo y a la intensa niebla. Esto da lugar al denominado fenómeno del ‘whiteout’, que apenas deja distinguir la línea del horizonte. Estas condiciones complican mucho la navegación, y avanzar, de ahí que decidiera parar. Al día siguiente, en la jornada 14 de expedición, el aventurero de Asturias ya avanzó 27 kilómetros más. En total, lleva recorridos 270 km, casi una cuarta parte de la distancia total. Parece que ha tenido algunos problemas gastrointestinales esta noche, suponemos que por el esfuerzo acumulado o por deshidratación. Eso no le afecta al ánimo, sigue convencido de que al Polo va a llegar aunque de momento “las cuentas no salen”.

Juan Menéndez Granados, víctima de la primera congelación

Juan Menéndez Granados, víctima de la primera congelación

 

Víctima de la primera congelación, día 11 y 12 de expedición

Juan Sin Miedo sigue avanzando hacia la meta. Más de 50 Km en dos días, y buenos tramos de pedaleo. El tiempo se ha vuelto más nuboso, lo que dificulta su orientación y distinguir entre el hielo y el horizonte. Ha sufrido la primera congelación, nada importante. Los días empiezan a castigar su estado físico aunque no pierde el ánimo. El propio asturiano nos explica su congelación: “Como sabéis, tengo una pequeña congelación en el pecho. Tranquilos, no os asustéis por favor. No es la típica congelación que estamos acostumbrados al ver en las noticias, negras, que se acaban complicando. Es otro tipo de congelación más sutil, pero que puede acabar dando verdaderas complicaciones. Es como una especie de “picadura de mosquito”. Una ampolla sin aparente importancia, pero que si no se trata puede infectarse (que es lo verdaderamente peligroso) y empezar a dar problemas de verdad. De momento le aplico áloe vera y la tapo para evitar que se abra. Sigo luchando. La Antártida está poniendo las cosas difíciles este año. Ya puedo pedalear aunque ahora menudo me quedo atascado en zonas de nieve blanda”.

Ya rueda con su Fat Bike, día 11 de expedición

Parece que las condiciones mejoran cada día, factor esencial para que Juan Menéndez Granados pueda ir haciendo tramos subido a la Fat Bike. Ayer por primera vez en lo que va de expedición Juan Sin Miedo pudo recorrer parte de los 26 nuevos kilómetros sobre ella.  Una bici cuyas cubiertas tienen una anchura de 4.7″, frente a 2 o 2.25″ de una cubierta normal. La razón que el asturino haya apostado por este tipo de bici con estas ruedas tan anchas es que la bici no se hunde en la nieve. Además, si hay hielo, la mayor superficie de contacto con el suelo hace que no sea tan necesario utilizar cubiertas de clavos. También destaca en la bici la horquilla. Es de carbono y le llegó directamente desde Estados Unidos. Tiene un paso de rueda especial para la bici, con un buje específico, y pesa aproximadamente 600 gramos, muy poco más que una tradicional. Las cubiertas tan anchas y las propiedades de absorción del carbono hacen de suspensión en la bicicleta, ya que con el frío que estoy soportando en la Antártida es muy complicado que una horquilla de suspensión más tradicional pudiera funcionar correctamente.

“Está siendo un inicio difícil, muy difícil”, día 10 de expedición

Éstas son las palabras de Juan Menéndez Granados desde la Antártida. “Hola a todos, me encuentro muy bien. Soy muy feliz de estar aquí. Las condiciones de la nieve no están acompañando much0 de momento. Está siendo un inicio difícil, muy difícil. El avance está siendo un poquito penoso. De momento no he podido pedalear gran cosa. Las condiciones han mejorado en los últimos tres-cuatro días, pero no se pueden c0ntrolar, pero espero dentro de poco hacer recorridos en bici más grandes de los que estoy haciendo”.

Mejoran las condiciones de pedaleo para Juan Sin Miedo, día 9 de expedición

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así ha amanecido la tienda de Juan esta mañana a causa del viento que sigue soplando con fuerza. La buena noticia es que el frío, el sol y la ventisca están mejorando las condiciones de la nieve, lo que acerca la posibilidad de hacer tramos íntegros pedaleando. Esto significa avanzar más, e ir acercando el sueño de ser el primer hombre en llegar sólo y en plena autonomía al Polo Sur sobre su bici.

Haciendo frente a rachas de más de 70 km/h, el 9 de diciembre

El viento sigue mostrándose implacable en estas primeras jornadas de expedición. Rachas de más de 70km/h hacen que el avance sea más lento del esperado. Este lunes avanzó 16 km, en una jornada maratoniana de casi 10 horas, en la que apenas pudo descansar por la ventisca. Perdió parte de un diente al intentar comerse una almendra. El frío es intenso y hace que estas cosas puedan suceder.

Homenaje a Nelson Mandela, el 8 de diciembre

Juan Menéndez Granados ha querido sumarse desde el Polo Sur a las múltiples muestras de cariño que ha recibido Nelson Mandela tras su muerte. Recordemos que Madiba nos dejaba a los 95 años en su casa de Johannesburgo. Desde la Antártida, este es el pequeño, pero gran detalle del aventurero de Pravia al gran líder sudafricano. Por lo que respecta a la expedición en si, Juan está 21 km más cerca del Polo. Las rachas de viento siguen siendo fuertes, lo que dificulta su visibilidad y su avance.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Sin Miedo, avanza 20 km más, el 7 de diciembre

Sigue avanzando poco a poco Juan Menéndez Granados. Juan avanzaba este sábado otros 20 kilómetros. La buena noticia es que la nieve se está endureciendo, lo que podría posibilitar que ya pueda empezar a montar sobre la bici y rodar. Igual te preguntas cuál es su rutina diaria, pues es ésta: siete horas en ruta, con paradas de diez mnutos cada 50 minutos de marcha. Monta dos veces la tienda. Una para comer, y otra para cenar y dormir. Parte de este tiempo lo dedica a comunicarse con nosotros y a enviarnos fotos espectaculares como ésta.

Éste es el paisaje que se va encontrando Juan estos días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contra el viento y a -20ºc el 6 de diciembre

Sigue el aventurero de Pravia avanzando en su aventura en el Polo Sur. En la última jornada se está encontrando con el problema de la nieve acumulada, que le impide mucho el avance. En la jornada de ayer viernes, Juan Menéndez Granados consiguió avanzar otros 18 kilómetros. A medida que se aleja de la costa el frío aumenta y la sensación térmica por las rachas de viento va es superior a los -20ºC.

Jornada sufrida para Juan, la del 5

de diciembre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No ha sido la última una buena jornbada para Juan Menéndez Granados en el Polo. Este jueves fue un día muy complicado para él, con viento racheado que le impidió avanzar poco más de 15 kilómetros. De momento, las condiciones de nieve no le permiten andar sobre la bici. Tiene que ir arrastrándola sobre la pulka y tirar de ella esquiando. Sufridos y duros primeros días para Juan Sin Miedo.

Tenemos nuevas y buenas noticias de Juan, 4 de diciembre

En la jornada de ayer, 04 de diciembre, Juan Sin Miedo superó a Daniel Burton. El americano intenta también en ser el primer ciclista en llegar al Polo Sur y había iniciado la expedición 24 horas antes que el asturiano.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.