Aaron Gwin ha tenido una semana para olvidar. Primero le roban su única Intense M29 a dos días de competir en Fort William, y luego esta caída…

Ni el propio Gwin tiene claro cómo pudo caerse de esta manera, pero por lo visto algo le hizo perder el control de la rueda trasera.

El resultado fue una voltereta en el aire sobre su bici, y una segunda voltereta al impactar contra el suelo. Afortunadamente, no sufrió daños graves.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This