Cualquier buena noticia se queda en nada ante la barbarie que ha invadido hoy a la ciudad de Barcelona. Pero dedicándonos puramente al ciclismo lo cierto es que, en lo que se refiere al panorama nacional, esta mañana se ha producido un acontecimiento que nuestro deporte lleva varios años esperando y que pone fin a cinco temporadas de raquitismo en lo que a presencia de equipos en el ciclismo español se refiere. Y es el anuncio de que habrá un nuevo equipo continental en 2018.

El proyecto de la Fundación Contador crece y se convierte en el equipo de desarrollo del Trek-Segafredo. Una estructura donde es presumible que pasen al campo profesional varios de los ciclistas que hoy componen el equipo sub23 del RH Polartec, pero donde habrá también algunos jóvenes talentos que el ex ciclista Ivan Basso ha estado ojeando desde que se integró en la estructura deportiva del equipo Trek.

La gestión correrá a cargo de Fran Contador, hermano del pinteño y que se ha encargado durante cinco temporadas de la propia Fundación. La parcela deportiva la llevará el propio Basso, que ha calificado la aventura como “un sueño”  que estaba deseando compartir “con un gran amigo como Alberto”. Lo que no ha trascendido por el momento es el país donde el equipo tendrá licencia. Sí la base operativa, que estará en Pinto en el mismo sitio que la de la Fundación.

El paso natural

Lo cierto es que el movimiento de Trek-Segafredo es el paso natural que se irá dando cada vez más en los equipos World Tour, aunque de momento la implantación es lenta. Tener un filial continental donde se puedan foguear los jóvenes valores que salen de sub23 –o directamente de junior, si es el caso- para pasar a los que destaquen a la formación World Tour, combatiendo así además el envejecimiento que ha sufrido en los últimos años la plantilla del primer equipo… y a menor coste.

jakob-fuglsang-dauphine-alberto-contador-richie-porte-chris-froome

Algo parecido hace ya, por ejemplo, el equipo Sunweb. En España, Caja Rural tiene su filial en sub23 y cada año hace subir a varios componentes que destacan. Movistar no trabaja así oficialmente, pero rara es la temporada en que no se nutre de ciclistas del Lizarte. El caso contrario lo encarnan tanto Quick Step, que cerró su equipo Klein Constantia antes de empezar esta temporada, como BMC que ha decidido suspender su Devo Team porque no le ven recompensa después de haber perdido a Sivakov. Por eso lo de decir que la implantación es muy lenta.

Tres años de compromiso

Los patrocinadores del nuevo equipo serán RH Polartec, la marca de tejido de alto rendimiento que viste a la Fundación, y Kometa, una firma de alimentos italiana. Para Contador, la idea es “devolver al ciclismo un poco” de lo que les ha dado como deporte. “Creemos que si aunamos fuerzas podemos hacer mucho más para ayudar a los jóvenes a llegar a profesionales”, ha explicado. Por otra parte, no olvida su compromiso con “formar en los valores del ciclismo”: sacrificio, compañerismo y trabajo en equipo.

El compromiso es por tres años, por lo que empieza la andadura de un nuevo continental en nuestro país. El panorama ciclista español queda compuesto por Movistar en el World Tour, Caja Rural-Seguros RGA y Euskadi Murias en la división Pro Conti, y Burgos-BH y Polartec-Kometa en continentales. Aun a la espera de conocer el país de licencia, está claro que el corazón de ese equipo será español.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This