Los más de 200 valientes que este año participaban en la CamelBak Epic Camí de Cavalls 360º habían lidiado hasta ahora con las rocas, el viento, los desniveles e incluso con el calor, pero fue en la última etapa cuando tuvieron que hacer frente al mayor de los obstáculos: la lluvia.

Menorca amanecía empapada. El ambiente gris, invernal, contrastaba con el verde exuberante de la vegetación que rodeaba el arco de salida, un preludio de lo que encontrarían a lo largo de un recorrido con un gran valor ecológico. La 3ª etapa, de unos 50 km para las modalidades MountainBike y TrailRun y de 38,5 para los de Experience, discurrió entre Mahón y Es Mercadal, adentrándose en el Parque Natural de S’Albufera des Grau, el espacio natural más importante de la isla, y pasando por mágicos rincones como Favàritx o S’Arenal d’en Castell.

MountainBike: Ismael Ventura y Oliver Avilés no perdonan

En el puerto de Mahón, todavía fuera del emblemático Camí de Cavalls, la salida tuvo que ser retrasada. Algunos humedales se habían inundado durante la noche y se encontraban impracticables, por lo que la organización se vio obligada a introducir cambios de última hora en el recorrido, suprimiendo el tramo más afectado, de unos 5 km de distancia.

Tras vencer en las dos primeras jornadas, Ismael Ventura y Oliver Avilés se fueron distanciando desde los primeros kilómetros. Con las dificultades de un terreno embarrado y la reducida visibilidad que permitía la precipitación, el dúo Ventura-Avilés fraguó su ventaja en las primeras pendientes situadas entre Sa Mesquida y Es Grau y, a partir de ahí, se dedicó a gestionarla durante el resto del recorrido. “Tras la paliza de ayer, esperábamos hoy tener una etapa fácil, pero ha sido todo lo contrario: un final épico en el que todos los ciclistas hemos sufrido para terminar”, explicó la pareja catalana tras cruzar en primera posición la meta, con un tiempo 2 horas y 22 minutos.

Por detrás, los baleares Toni Pascual y Oscar Mogollón demostraron su dureza y por tercer día consecutivo se hicieron con la segunda plaza. “Hemos tragado mucha tierra en esta última etapa, pero saber que tienes a tu compañero al lado te da muchas fuerzas para continuar”, compartió un embarrado Mogollón al finalizar. El bronce en la general estuvo más disputado, con tres equipos aspirantes entre los que Marcello Lumina y Rafael Bosch se subirían al podio.

Joan Febrer: “Hemos vuelto a crear esa atmósfera de compañerismo que nos diferencia”

A su final, el director Joan Febrer ha valorado positivamente esta cuarta edición de la CamelBak Epic Camí de Cavalls 360º. “Tanto deportistas como organización hemos tenido que hacer frente a la meteorología que ha hecho esta carrera todavía más épica. Para todos ha salido bien y desde la organización estamos encantados de haber vuelto a crear esa atmósfera de compañerismo que nos diferencia”.

Premios, trofeos, abrazos y despedidas. La vida sigue y tras tres días intensos de competición, pero sobre todo de convivencia y de aventura compartida, los participantes volverán en los próximos días a sus rutinas. De aquí se llevan una experiencia que les hará seguir soñando y entrenando hasta la edición del próximo año, que ya tiene fechas confirmadas: 8, 9 y 10 de marzo de 2019.

[CRÓNICA SEGUNDA ETAPA]

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.