La "maldición" de Nino Schurter en su búsqueda de las 33 victorias
PUBLICIDAD

La «maldición» de Nino Schurter

Nino Schurter ha repetido un nuevo año sin poder ganar en la Copa del Mundo de XCO pese a sus constantes intentos y el notable final de temporada.

Ya van dos años consecutivos en el dique seco, entre las cuáles se han disputado un total de ocho carreras. Y lo cierto es que Schurter ha tenido seis oportunidades menos de lo normal para seguir sumando victorias, a raíz de las dificultades surgidas por la pandemia que han impedido que se celebren calendarios de siete pruebas, tanto para 2020 como para 2021.

Un récord que se le resiste

Autor Foto: Bartek Wolinski

Para muchos Schurter ya es el mejor biker de la historia, pase lo que pase, pero el piloto suizo sigue con esa espina clavada y es que en numerosas ocasiones ha desvelado su deseo de sobrepasar el récord que todavía ostenta Julien Absalon.

Ahora tendrá que esperar a 2022 para retomar su principal objetivo de igualar y luego superar las 33 victorias del exciclista francés en la Copa del Mundo de XCO.

Todavía lo podría lograr con sus 35 años actuales, si gana las dos primeras pruebas de la próxima temporada o incluso podría celebrar su 36º cumpleaños haciendo historia en Nove Mesto el próximo 2022. La misma edad con la que Absalon obtuvo su última victoria.

Autor Foto: Bartek Wolinski

En todo caso, el año que viene son nueve las pruebas previstas, por lo que esta vez sí tendrá muchas más oportunidades de romper el récord de Absalon.

Aunque visto el alto nivel de la parrilla actual de cross country, con la irrupción de ciclistas como Mathias Flückiger, Victor Koretzky, Mathieu van der Poel o Tom Pidcock, Schurter tendrá que sudar hasta la última gota para conseguir su objetivo.

¿»Maldición» o declive?

En la temporada 2020 se podía entender el bajo rendimiento de Schurter a causa de la pandemia, que aún así fue suficiente para estar entre los cinco mejores en las únicas dos pruebas de Nove Mesto. Pero en 2021 se esperaba más.

La gran pregunta es si simplemente no ha dado la talla o si por algún motivo ajeno esa cifra 33 se le está resistiendo. Casi parece que Schurter tenga una especie de «maldición».

Y es que la pandemia, por ejemplo, llegó en el peor momento posible ya que venía de hacer una gran temporada en 2019 y podría haber llegado con otra inercia para la primera prueba de no haber tantas cancelaciones.

Autor Foto: Bartek Wolinski

Luego, en 2021, su segunda posición en el arranque de la temporada en Albsadt hacía presagiar que poco tardaría en subirse a lo más alto del podio, pero la realidad fue completamente distinta. Empalmando tres carreras consecutivas lejos de la victoria: 7º en Nove Mesto, 10º en Leogang, 5º en Les Gets.

En los Juegos Olímpicos la fortuna tampoco estuvo de su lado, ya que cuando parecía que una medalla era muy posible, apareció David Valero de la nada para protagonizar una remontada histórica, de las que suceden en contadas ocasiones.

Para colmo, en Snowshoe la mala suerte se cebó con él cuando tenía a tiro pelear por la victoria, en forma de pinchazo, que le impidió terminar la temporada por todo lo alto.

Autor Foto: Bartek Wolinski

Además, también se ha visto a un Schurter de mucho nivel en el Mundial de Val di Sole donde vistió el maillot de arcoíris, en la propia carrera de Snowshoe y en la penúltima prueba en Lenzerheide donde fue segundo. Por lo que la idea del posible declive queda más cuestionado que nunca.

Lo que está claro es que lo volverá a intentar y que 2022 nos sacará de dudas en cuanto al futuro de Schurter y el «maldito» récord que tanto se le resiste.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario