Más de un millar de personas se han congregado en Las Rozas para la salida de la quinta edición de la Powerade Non Stop Madrid-Lisboa, la prueba de MTB que une las dos capitales de la península ibérica por pistas y caminos. Con un total de 770 kilómetros pedaleando de día y de noche y con un tiempo límite de 55 horas, los 750 participantes inscritos han empezado esta mañana el reto que les llevará hasta el Parque de las Naciones de Lisboa.

En equipos de 2, 3 y 4 participantes, y también en la temible categoría SOLO, los bikers han iniciado su andadura en la que recorrerán las comunidades de Madrid, Castilla y León, Extremadura y los distritos portugueses de Portoalegre, Santarem y Lisboa.

Una aventura excepcional en mountain bike que cumple cinco ediciones con una salud de hierro y 750 participantes dispuestos a dejar hasta el último gramo de esfuerzo en su aventura. Los nervios estaban a flor de piel esta mañana antes de la salida, en el que el alcalde de Las Rozas, José dela Uz, ha realizado el corte oficial de la cinta.

La primera de las Estaciones de Hidratación que visitarán los ciclistas se ubica en Robledo de Chavela, donde se podrá realizar el primer relevo de esta aventura. La estrategia de los relevos es libre para  cada uno de los equipos, que definen quién participa en cada tramo según las características de cada miembro, excepto los SOLO, que deben hacer todo el recorrido sin ningún descanso.

En esta edición, 80 participantes se han aventurado a realizar la prueba en solitario, un récord absoluto respecto a las cuatro ediciones anteriores. Entre ellos, una única fémina, Mayte Infante. Muchos son los deportistas que aspiran a completar el reto, pero sin duda, los SOLO añaden varios grados de dificultad al desafío.

Todos ellos ya están viviendo una aventura singular que les llevará a disfrutar de un sinfín de anécdotas recorriendo la península ibérica. Tras la gran salida en Las Rozas, los municipios de Robledo de Chavela, Burgohondo, Navalperal de Tormes, Navaconcejo, Cañaveral, Alcántara, Cedillo, Ponte de Sor, Coruche y Lisboa ya están listos para recibir a los participantes.

La llegada estimada de los primeros participantes está prevista para la tarde del sábado en Lisboa, mientras que los últimos tendrán tiempo hasta las 55 horas que marca el reglamento. Todos ellos tienen su propio reto personal a batir y la Powerade Non Stop Madrid-Lisboa les ofrece un escenario ideal para conseguirlo.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.