Las noticias de dopaje y positivos son la ‘cara B’ de las grandes vueltas de un tiempo a esta parte. No cabe duda que, desde las instituciones, se aprovecha el impacto mediático de pruebas como la Corsa Rosa o -todavía más- el Tour de Francia para que hagan de altavoz sobre su trabajo de persecución hacia los tramposos.

Y llevábamos dos meses, o casi, sin conocer absolutamente nada de aquella red de dopaje del Dr. Schmidt en Austria. Hasta que, casualidad o no, hoy se han desvelado otros cuatro nombres de ciclistas -dos de ellos en activo y otros tantos ya retirados- implicados en la trama.

Se trata de Kristijan Koren y Borut Bozic, ciclista y director asistente del Bahrain-Merida; Kristijan Durasek, del UAE Emirates, y el ex velocista Alessandro Petacchi. Salvo Durasek, cuyas prácticas delictivas fecha la UCI en 2017, todos ellos recurrieron al dopaje en 2012 y 2013. Hace ya bastantes años, lo que ha dado un poco de oxígeno a sus actuales equipos.

Porque Bahrain-Merida, por ejemplo, ya ha suspendido a ambos. Y en el comunicado donde hacían oficial la suspensión, han remarcado mucho la fecha de comisión del delito para desvincularse todo lo posible, ya que era muy anterior a su ingreso en el conjunto bahreiní. Obviamente, la UCI también los ha suspendido a todos.

En el caso de Petacchi, la RAI también lo ha apartado del puesto de comentarista del Giro que ocupaba hasta el momento. Esta ola llega después de que, ayer mismo, el UAE apartase a Sebastián Molano por unos valores anómalos en un test interno del equipo. Colombia, de hecho, es otro de los países con más suspensiones por dopaje este año, con Wilmar Paredes (Manzana Postobon) y Jarlinson Pantano (Trek-Segafredo) como principales nombres implicados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This