La nueva evolución de la Stumpjumper ha requerido por parte de los ingenieros de Morgan Hill infinidad de horas de trabajo e investigación. De hecho, podemos decir que es una bici creada prácticamente desde cero y pieza a pieza donde el objetivo fue crear una nueva Stumpjumper en la que el ciclista se notase totalmente integrado y tuviera mejor lectura del terreno.

Pero por mucho que os expliquemos las partes del complejo proceso de desarrollo no conseguiríamos transmitir toda la información, así que lo mejor es que veáis todas las imágenes de las que disponemos obre los diferentes procesos y prototipos que se han empleado en la creación de esta nueva y ambiciosa bici de Specialized.

En primer lugar, la bici se concibe en diferentes bocetos y sobr las distintas piezas que forman el cuadro.

En el siguiente paso las piezas también son recreadas con impresoras 3D para previsualizar cómo quedarán y poder realizar todo tipo de tests cinemáticos.

Los primeros cuadros se fabrican a mano y luego se introducen en moldes especiales antes de pasar por el horno. Durante todo el proceso de desarrollo de esta bici se han empleado hasta 300 cuadros prototipo.

Finalmente queda analizar cada detalle y hacer más y más pruebas en cuadros ya muy parecidos a la versión definitiva. Muy importante este paso del proceso, pues Specialized realiza estas pruebas con cuadros de todas las tallas y comprueba así que los estándares de rigidez, absorción o resistencia a la fatiga, por ejemplo, son iguales en cada una de las tallas en las que se va a comercializar la bici.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.