Por más fuerte que estuviera al inicio de 2017, por más que creyera en sus posibilidades, no pensamos que Nino Schurter pensara que iba a realizar una temporada tan espectacular como la que ha culminado este 2017.

Nino, que venía de ganar el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 (su primer oro tras la plata de Londres y el bronce de Pekín), ha dominado con mano de hierro en la Copa del Mundo, donde se ha impuesto en todas las pruebas del calendario, en las seis pruebas de la Copa del Mundo, con independencia de cómo fuera el circuito, de lo fino que él estuviera y de la cara que le plantaran sus rivales.

Cierto es que no ha ganado las pruebas con una mano, pero las ha ganado todas en el momento que ha querido, dando un golpe mayor de gas.

No contento con ganar las seis carreras de la Copa del Mundo, puso el lazo a la temporada con el oro en el Campeonato del Mundo de Cairns (Australia), un oro que fue doble, ya que hay que sumar el individual y por equipos/naciones. Nino suma ya ocho títulos de campeón del mundo y los tres últimos han sido consecutivos.

Cerraba así el biker de Scott una temporada que ya empezó de forma fantástica al ganar la Cape Epic, cuando dijo que sólo iba a ver cómo era. Falta por ver qué más puede hacer el rey suizo del mountain bike en 2018 para seguir creciendo.

Sirva este vídeo de resumen de su gran temporada a modo de homenaje:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.