La polémica ha durado casi un día completo. Esta mañana, la UCI ha confirmado la sanción a todo el equipo Movistar de un minuto, por lo que Alejandro Valverde pierde el maillot de líder y la escuadra azul queda como tercera de la etapa, que pasa a manos de BMC. Ahora Ben Hermans es el nuevo líder. El organismo internacional desdice así a los jueces de la Volta, que ayer sólo sancionaron a los corredores implicados en los empujones: José Joaquín Rojas, Andrey Amador y Nelson Oliveira.

Ante la insistente disconformidad de MBC, anoche se produjo una reunión entre ambos equipos y los árbitros en la que hubo tensión, pero finalmente todo se quedó como estaba. Esta mañana ha sido la UCI la que ha entrado en el conflicto y ha impuesto el castigo a Movistar por orden directa. Así que ante eso ya no hay vuelta atrás.

El enfado de BMC

El duelo a dos entre BMC y Movistar estaba quedando claro cuando, en el punto intermedio situado en el kilómetro 22, el conjunto telefónico pasaba con ocho segundos de ventaja sobre los estadounidenses. El siguiente equpo, Sky, ya tenía más de medio minuto perdido y Trek andaba cerca del minuto. Cuando los azules cruzaban la meta, ganaban en sólo dos segundos a BMC. Ajustadísima distancia. José Joaquín Rojas entraba primero para recibir el maillot verde y blanco de líder, un bonito detalle para alguien que estuvo casi seis meses en el dique seco después de caerse en la pasada Vuelta a España camino de Aitana.

No hubo que esperar mucho rato para las primeras reacciones. Varios corredores del BMC, encabezados por el que está siendo su jefe de filas en esta Volta, Tejay Van Garderen, dieron visibilidad a su enfado a través de sus cuentas de Twitter. Aseguraban que los corredores del Movistar se habían estado empujando entre ellos, y que eso les había quitado el primer puesto en la crono.

Rohan Dennis y Brent Bookwalter respondieron uniéndose a las quejas de su compañero. “La última vez que vi el reglamento, empujarse entre compañeros en una crono por equipos estaba prohibido”, escribía Dennis en Twitter. Van Garderen, poco después, publicaba en su propio Instagram un vídeo en el que se podía ver como el propio Rojas empujaba a Nelson Oliveira tras un relevo, en la parte trasera del tren del equipo.

banyoles-movistar-team-bmc-rohan-dennis-tejay-van-garderen

Al estadounidense le llegaban todo tipo de respuestas. Desde unas que lo acusaban de llorón hasta comentarios dándole la razón en su reivindicación. Mientras tanto, una queja formal del propio BMC y Trek-Segafredo estaba siendo estudiada por los jueces. Él siguió: “¡Vamos, Movistar! Empujarse entre compañeros no está permitido”. Y luego tiró de ironía con un vídeo humorístico del Gran Lebowski, un cómico estadounidense, con la frase “¡Esto no es Nam, aquí hay normas!”

Sanción… a medias

Los jueces intentaron resolver la papeleta con una especie de término medio que contentase a todo el mundo, pero realmente sólo dejó contento a Movistar. El castigo es el siguiente: tres minutos de penalización a Rojas, dos a Andrey Amador y uno a Nelson Oliveira. Pero el equipo mantenía la victoria de la etapa y además, Alejandro Valverde se situaba como nuevo líder de la Volta en vísperas de la jornada de La Molina.

Todo esto cuando las normas dicen otra cosa. El artículo 2.5.018 establece que los corredores, aun siendo compañeros, no pueden empujarse entre ellos. Y la sanción tipificada es de un minuto para todos los integrantes del equipo, amén de la multa económica. Por tanto, los jueces no han aplicado la norma en su totalidad. Evidentemente, esto ha cabreado a BMC todavía más. Rohan Dennis subía otro tuit, con mención directa a la UCI: “¿Qué ha pasado con lo de cambiar a mejor la imagen de este deporte?”, preguntaba en ‘voz alta’. También Jasper Stuyven (Trek-Segafredo): “No recuerdo el día que la UCI aplicó sus propias normas”, decía irónicamente.

En cualquier caso, la situación ya es inamovible y queda con Ben Hermans como líder de la carrera y Van Garderen como el mejor posicionado para ganarla. Froome está a 44”, Valverde a un minuto y Contador algo más atrás, a 1’14”. En este caso se aprecia una ligera mejoría del Trek sobre el Tinkoff del año pasado, pues el último precedente fue en Ourense, donde el madrileño y su equipo se dejaron un minuto justo frente a los tres, en 26 kilómetros. La Molina espera, con la incertidumbre meteorológica. Los tres grandes ‘capos’ están cerca entre sí, pero lejos del líder. Así que sólo hay una solución: al ataque.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This