La Unión Ciclista Internacional (UCI) está estudiando la posibilidad de limitar la participación de ciclistas transgénero para fomentar la igualdad, sobre todo en la categoría femenina.

Para ello, se han reunido distintas federaciones internacionales de otros deportes, entre las que está la UCI, para alcanzar unas bases que defiendan una competencia justa.

Una de las principales conclusiones que han alcanzado es que la testosterona de los atletas transgénero desequilibra bastante la balanza en su favor, por lo que han propuesto reducir esta cantidad, que hasta ahora era de un máximo de 10 nmol/L, a que tenga que estar por debajo de los 5 nmol/L para poder competir en la categoría femenina.

Esta medida todavía no se ha aprobado, pero será llevada al comité de gestión de la UCI para ver si finalmente se lleva al cabo para aplicarse en la temporada 2020.

Por otro lado, Kate Weatherly, una de las bikers transgénero más conocidas del MTB ha expresado su opinión al respecto a Pinkbike, explicando que «es un buen cambio». Asimismo, ha detallado que «la mujeres cisgénero  normalmente tienen entre 0.5 y 2 nmol/L de testosterona, mientras que 10 nmol/L es mucho más alto y 5 nmol/L también es bastante alto pero es un paso en la dirección correcta».

También ha comentado que a nivel personal, y como ciclista transgénero, «no será un problema ya que he bloqueado por completo la testosterona y normalmente doy unos 0.4 nmol/L, mucho menos de los niveles más altos».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This