La UCI quiere terminar de una vez por todas con la mala imagen que transmiten muchos ciclistas profesionales al tirar bidones, envoltorios u otra basura al suelo durante la competición.

Así lo ha explicado Philippe Marien, comisario del Jurado de la UCI, para el diario belga ‘Het Nieuwsblad’, justo antes de disputarse las carreras de ‘Omloop Het Nieuwsblad’ y ‘Kuurne-Brussel-Kuurne’ este fin de semana: «tenemos que parar los pies a aquellos ciclistas que dejan basura todos lados».

Ha proseguido diciendo que «dejar caer bidones de agua al canal o tirar basura en la carretera no es aceptable hoy en día», y la idea es que «con multas más severas queremos mejorar nuestra imagen hacia una más responsable y ecológica«.

Pero también ha tenido en cuenta que a muchos ciclistas les gusta regalar sus bidones al público, «puedes acercarte tranquilamente a los fans», pero quieren evitar a los corredores «tiren un bidón medio lleno o vacío al público con la adrenalina del momento, suponiendo un peligro. No queremos volver a ver eso«.

Por lo tanto, las sanciones fijadas para estas próximas carreras serán de 200 a 500 francos suizos (entre 175 euros y 440 euros), aunque pueden aumentar hasta los 1.000 francos suizos (880 euros) si el bidón se lanza de forma peligrosa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This