La bicicleta de Chris Froome, ganador del Giro de Italia, pasó sin problemas seis controles durante la carrera italiana, según afirmaron este viernes fuentes de la Unión Ciclista Internacional (UCI). El organismo internacional ha hecho de la lcuha contra el dopaje tecnológico una de sus banderas preferentes. La montura del británico, ganador también de dos etapas, fue examinada con una tecnología que incluye la utilización de rayos X para tratar de advertir la existencia de un posible motor dentro del cuadro. Una de las seis inspecciones a la bicicleta de Froome tuvo lugar justo al acabar la 19ª etapa, en la que el corredor del Team Sky dio el golpe definitivo y se hizo con el liderato de la carrera. En total, según datos facilitados por la UCI, hubo controles a bicicletas de 58 corredores. En ninguno de ellos se detectó nada anormal o fuera del reglamento.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.