A partir de 2018, los equipos solo podrán alinear a ocho corredores en las grandes vueltas (Giro, Tour y Vuelta). En las pruebas de una semana y carreras de un día, las escuadras solo podrán alinear a siete corredores. La seguridad es la razón esgrimida por la UCI par tomar una medida que, en principio, es contraria a los intereses de corredores y equipos. El organismo internacional considera que es necesario reducir el tamaño de los pelotones en competición, y esa es la razón fundamental de la medida. De hecho, la norma más importante de las tomadas hoy por la UCI es la de que el número máximo de ciclistas en competición se reduce de 200 a 176.

Esta norma implica, de facto, que la reducción de ciclistas por equipo no implicará un incremento de equipos en carrera. No habrá más diversidad y equipos modestos en las competiciones World Tour, lo que habrá será menos corredores en liza. Recordemos que una especie de globo sonda en este sentido (reducción de ciclistas por equipo en el Tour) se lanzó a principios de año por parte de la organización del Tour de Francia.

Ante la noticia, el corredor del Cofidis, Luis Ángel Maté, ha comentado en Twitter que «La reducción de corredores por equipo, si no implica invitación de más escuadras, nos perjudica a todos». De hecho, es de esperar que tanto las asociones de ciclistas profesionales como las de equipos se quejen por esta medida, ya que ambos colectivos se verían perjudicados, especialmente los ciclistas que temen una reducción de puestos de trabajo. Más información en www.uci.ch

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This