La ronda española de este año fue la más vista desde 2011, y la etapa del Angliru acaparó la mayor atención desde 2002. La retirada de Alberto Contador y la implicación a fondo del mejor vueltómano del momento y vencedor del Tour, Chris Froome, han dado sus réditos a la Vuelta a España. Las audiencias televisivas han logrado cotas que no se registraban en la última década. Según los datos  facilitados por RTVE, la audiencia media de la Vuelta 2017 se ha situado en 1,6 millones de espectadores, con una cuota de pantalla del 13 %. Cifras que no alcanzaba la carrera española desde la edición de 2011, cuando Juanjo Cobo se alzó con el triunfo por delante precisamente de Froome y Wiggins, con un final muy disputado en las rampas del Angliru.

El efecto retirada de Contador se ha notado especialmente en la etapa más vista de esta edición, que ha sido la del pasado sábado, con final en el alto del Angliru. Casi 2,8 millones de espectadores vieron al escalador de Pinto alzarse por última vez con el triunfo en una etapa de montaña. Una jornada que, gracias a su 20,5 % de cuota de pantalla, se convirtió en la más vista de la Vuelta en los últimos 15 años (le supera la etapa Salamanca-La Covatilla de 2002, con 2,9 millones y 30,6 %).

Las cifras totales facilitadas por RTVE –que retransmitió el evento por Teledeporte y por La1– señalan que 20,05 millones de espectadores siguieron en algún momento la Vuelta 2017, siempre con cifras por encima de las alcanzadas en la edición anterior. En 18 de las 21 etapas se superaron el millón de espectadores y entre las tres menos vistas se encuentran la primera y la última, con horarios no habituales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This