Sin duda, el panorama ciclista español pinta mucho mejor para el año que viene. Hoy mismo, la UCI ha reconocido ya al Burgos-BH como equipo Profesional Continental una vez superados todos los trámites. Habrá pues tres estructuras en la segunda división de nuestro deporte, por debajo de Movistar que sigue como el único World Tour. Y esto, que se mire por donde se mire son buenas nuevas, también plantea algún inconveniente.

Especialmente para los organizadores, y en particular los de la Vuelta a España. Unipublic tiene que invitar a cuatro equipos. Hasta ahora lo ha tenido relativamente ‘fácil’: Caja Rural-Seguros RGA y Cofidis han sido fijos en la línea de salida. El primero de ellos por razones obvias ya que era el único conjunto español invitable. En cuanto a Cofidis, la empresa tiene enormes intereses en España y, sobre todo, está volcada con el ciclismo en nuestro país: tanto en competiciones de la Federación como en la propia Vuelta.

Los otros dos equipos han ido cambiando: Direct Energie ha sido un fijo hasta 2017, en que fue sustituido. La organización, cuando ha podido, ha mirado también a América: los equipos Colombia o el Manzana Postobon el año pasado son buenos ejemplos de ello. Otras estructuras como IAM Cycling –ya desaparecida- o MTN-Qhubeka –ahora Dimension Data- recibieron invitación y después subieron a World Tour.

Los tres españoles

El ‘problema’ viene ahora: hay tres equipos Pro Conti con licencia española. La organización tiene cuatro cartas para repartir, por lo que ahora dependerá del criterio que quieran seguir desde Unipublic. Si es puramente ‘nacional’, no cabe duda que irán todos ellos y la última invitación quedará a repartir, con Cofidis como principal candidato. Para reforzar este criterio hay que tener en cuenta que la carrera volverá a Euskadi este año. Y el Picón Blanco, en Burgos, también está en las quinielas aunque no hay oficialidad.

burgos-bh

Por tanto, hay una etapa en territorio Euskadi-Murias y tal vez otra en los dominios de Burgos-BH. Y Cofidis, por su parte, ha fichado a los hermanos Herrada con la intención de disputar generales de una gran vuelta. Dos ciclistas españoles y con margen de progresión en el futuro. Otra razón más para que regresen, aparte de las puramente económicas.

Manzana y Aqua Blue respondieron

Pero no es tan sencillo, porque los equipos que estuvieron en la Vuelta en este 2017 también respondieron con creces. Manzana Postobon hizo un principio de carrera muy por encima de lo que se les podría esperar, con Jetse Bol incluso peleando por el maillot rojo durante buena parte de la primera semana. Además, la empresa también estuvo presente en las vallas publicitarias de la ronda española.

Y Aqua Blue, proyecto de nuevo cuño pero en claro crecimiento, fue capaz de llevarse una etapa en Los Machucos por medio de Stefan Denifl por delante del mismísimo Alberto Contador. Esto tampoco quiere decir nada, y para muestra el caso de Direct Energie con Calmejane en 2016 y sin invitación este año, pero en lo deportivo no se les puede reprochar nada. La estructura irlandesa quiere seguir la línea ascendente y su objetivo, según el propio Rick Delaney, es terminar participando en el Tour de Francia. Ahora falta ver por dónde se decide Unipublic. Dejar fuera a uno de los equipos españoles sería un palo duro, pero en Francia ya ocurre con frecuencia en el Tour.

De todos modos, el propio Javier Guillén ya ha dicho en público y privado que el primer equipo que anunciase su salida a Pro Conti tendría un sitio para 2018. Era un aliciente para motivar a los dubitativos en arrancar con nuevos proyectos. El problema para Guillén es que no ha salido uno, sino dos. Por tanto, debemos concluir que Cofidis tiene su plaza más que segura por tradición y nivel de la plantilla. Caja Rural-Seguros RGA, por veteranía, también tiene su plaza para 2018, pero no debe dormirse como ha hecho en 2017. Y Euskadi o Burgos pueden darse por invitados ya que Guillén siempre ha querido, como mínimo, un equipo español más.

Esa cuarta y última plaza es la que estaría en el aire entre el otro equipo español de nuevo cuño, Postobón, Aqua Blue o el remozado Israel-Cycling Academy, que también apunta al Giro. De todos modos, la opción de tres equipos españoles y Cofidis es la más probable para la edición de 2018, aunque nunca hay que descartar la sorpresa en el apartado de las invitaciones para las grandes vueltas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This