Siete cambios de líder en los nueve primeros días han marcado el inicio de la carrera. Cinco ciclistas diferentes se han subido al podio a recoger el maillot rojo antes de la jornada de descanso: Miguel Ángel López, en las etapas 1, 5 y 7, Nicolas Roche, de la 2 a la 4, Dylan Teuns, en la 6, Nicolas Edet, en la 8, y Nairo Quintana, en la 9. La Vuelta, que puedes seguir en directo a través de DAZN, no tiene patrón.

Desde el cambio de fechas, cuando en el año 95 se mudó de abril-mayo a septiembre, primero, y agosto, después, la ronda española es la tercera grande del calendario. También lo es en prestigio e importancia. Siempre ha sido una carrera para los de casa (España domina el palmarés con 32 victorias por las nueve de Francia, siete de Bélgica y seis de Italia) y, con su nueva ubicación, da cobijo a las figuras que intentan salvar un año sin buenos resultados.

Pocos equipos se presentan en la Vuelta con sus mejores hombres. Este año la excepción se llama  Astana, que ni siquiera con el bloque más fuerte ha querido cargar el maillot rojo. López lo vistió tras la crono por equipos de Torrevieja y después de las subidas al Observatorio de Javalambre y Mas de la Costa, pero siempre lo cedió la jornada siguiente. «No pasa nada. Un día sí, un día no», declaró entre risas el colombiano tras perder el liderato por tercera vez.

Dylan Teuns, líder por un día © Sarah Meyssonier

¿Nadie quiere la roja? Es cierto que no guarda el mismo significado que el maillot amarillo o la maglia rosa, dos prendas con más historia e impacto mediático, pero tiene su encanto. Que se lo digan a Teuns: el belga priorizó el liderato sobre la victoria en Ares del Maestrat. «Este año he dado un paso adelante en mi carrera. Gané una etapa en el Tour y ahora he conseguido ser líder en una grande», sonrió.

La Vuelta es fácilmente identificable por varios factores en la era Javier Guillén: la montaña llega pronto, este año con cuatro finales en alto en solo nueve días de carrera; su carácter es imprevisible, como la dantesca y emocionante etapa de Andorra; favorece la irrupción de jóvenes promesas, el caso de Tadej  Pogaçar, ganador en Cortals d’Encamp a sus 20 años, y carece de un gran dominador.

La prueba española es la que más cambios de líder ha vivido en la primera semana de entre las tres grandes en la última década. Kennaugh, Kwiatkowski, Fernández, Atapuma, Quintana, De la Cruz y, de nuevo, Quintana vistieron el maillot rojo tras diez etapas en el año 16; Brajkovic, Nibali, Horner (ambos en días distintos), Roche y Moreno, en el 13, y Fuglsang, Bennati, Lastras, Chavanel, Rodríguez, Mollema y Froome, en el 11. La Vuelta no tiene patrón.

Los cambios de líder en las tres grandes durante la primera semana

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This