El colombiano Germán Darío Gómez Becerra ha terminado en lágrimas durante el Campeonato Mundial de Ciclismo en Ruta en Yorkshire (Inglaterra).

Fruto de la desesperación, tras sufrir problemas con una de sus ruedas y viendo que nadie se molesta en ayudarle solventar el incidente, Gómez Becerra ha echado a llorar, dejando una de las imágenes más desgarradoras del Mundial.

Finalmente, decidió andar en solitario con la bici y las ruedas en mano, hasta que, pasados varios minutos, un coche de asistencia se detiene para echarle una mano.

El propio Jorge Arcas, corredor del Movistar Team, ha quedado sorprendido con lo sucedido, dando su opinión al respecto:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This