Si con un puerto se vio movimiento, batalla y algún que otro desfallecimiento, todo hacía pensar que en la primera jornada verdaderamente dura de este Giro iba a producirse una verdadera guerra. Bien, así ha sido. Se han acabado desencadenando todas las luchas posibles, y desde luego hoy la fisionomía de la carrera ha cambiado en buena parte.

Primero, porque el líder Jan Polanc se ha dejado la mitad de la ventaja que tenía. Pero ha salvado la ‘maglia rosa’ en un día muy complicado. Lo lógico sería que mañana la acabe perdiendo, pero ya veremos si aguanta. La pelea por la etapa, con una fuga de hasta 28 corredores, ha sido también titánica. Ilnur Zakarin se ha llevado una victoria de muchos quilates y que viene como agua de mayo a un Katusha-Alpecin necesitado, y más después de que su fichaje estrella para estos últimos dos años -Marcel Kittel, para quien no se acuerde de él- haya decidido tomarse un tiempo de reflexión apartado de la bici.

La pena es que la victoria de Zakarin ha dado al traste con las ilusiones españolas de ver ganar a Mikel Nieve. Hubo un momento, cuando cazó al ruso, en que parecía que podría darle la vuelta y soltarlo, pero al final no ha sido así. Victoria de ‘Zaka’ por mérito propio. Y por detrás, Roglic y Nibali han jugado a marcarse entre ellos. El italiano tiene claro que debe dejar pasar esta segunda semana, y para él mañana es realmente el último día complicado. Sabe que el domingo llega una etapa, por las mismas carreteras de Il Lombardia, donde se defiende muchísimo mejor. Y luego esa última semana con descensos vertiginosos y cambios de altura.

Ninguno de los dos ha entrado al trapo de Mikel Landa, todavía lejos en la general. Pero ahora bastante menos. El alavés ha entrado en meta tercero y les ha sacado más de un minuto a los dos grandes candidatos a este Giro. También Carapaz y Majka saltaron, ya en la fase final, frente a la partida de poker que se estaban jugando Nibali y Roglic. De hecho, Carapaz no ha cazado a Landa por unos metros.

En lo que se refiere a los desfallecimientos, Simon Yates ha perdido más de dos minutos frente a los dos grandes contendientes, y casi cuatro con Landa. Prácticamente eliminado el británico, a casi seis en la general. Nada más y nada menos. Miguel Ángel López tuvo que superar un fallo mecánico que le hizo gastar demasiadas fuerzas y también perdió tiempo. Situación desesperada del colombiano, a quien no obstante se le ven mejores piernas que a su rival del Mitchelton-Scott.

Mañana etapa corta pero sin parar de subir y bajar, con el Colle San Carlo como mayor dificultad montañosa. El desgaste de estas dos semanas, con etapas muy largas, pesa más de lo que pueda parecer por la tele. Vamos a ver muchas peleas más como la de hoy. Lo que sí es seguro es que el ataque lejano de Landa ha servido para evidenciar las carencias de Simon Yates. Veremos si el británico se replantea objetivos, trata de jugársela a la desesperada o tira la toalla.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This