Este año no hay manera. Mikel Landa parece que tiene negado el triunfo en el #Giro100. Desde que tuvo el desafortunado incidente con la moto de carrera y perdió todas sus opciones en la general, el ciclista vasco no hace más que intentar llevarse una etapa. Se está metiendo en todas y cada una de las fugas que se forman, ahora ya numerosas y hechas por fuerzas, y siendo el más fuerte de todas ellas. Pero no logra ganar.

Hoy ha sido Tejay Van Garderen el que le ha terminado ‘birlando’ la etapa en la línea de meta de Ortisei. Está claro que es más fácil verlo desde fuera que encontrarse allí, dando pedales y jugándose el triunfo frente a otro corredor. Pero lo cierto es que Landa ha hecho los dos sprints de manera muy parecida y se han saldado con idéntico resultado. Otra vez entró por delante de Van Garderen al kilómetro final, mientras por detrás un desatado Thibaut Pinot trataba de darles alcance.

Pero Tejay, que se conocía la subida, adelantó al vasco en el adoquín y entró por delante en la meta: “Me he equivocado, pensaba que quedaba más”, ha adelantado Landa después. En cualquier caso, todo indica que la recompensa llegará el domingo en Milán, porque hoy Landa ha dado un salto importante para llevarse la Clasificación de la Montaña. No es desde luego en lo que venía pensando él ni tampoco el equipo Sky, pero también es lo que le queda para no irse de vacío. De todas formas, Landa avisa de que lo seguirá intentando en las dos etapas que faltan.

Van Garderen, ¿un nuevo camino?

Evidentemente, la cara amable del día era la de Tejay Van Garderen. Vino a este Giro para intentar hacer la general, aguantó el Etna pero en el Blockhaus ya estaba fuera de cualquier pelea. Por si fuera poco, en la contrarreloj larga lejos de limar diferencias se dejó una auténtica minutada en lo que parecía ser otra decepción más a lo largo de su carrera. Esta etapa arregla las cosas para él después de muchos sinsabores.

tom-dumoulin-vincenzo-nibali-nairo-quintana-ortisei-giro100

Con la de hoy van ya 20 victorias como profesional y es la primera en una Gran Vuelta. Tal vez estemos ante un nuevo camino para el estadounidense. Calidad tiene, pero ha dejado claro que las vueltas de tres semanas se le hacen eternas. Sólo logró buenos puestos –quinto en el Tour de Francia- cuando iba con otro líder más. Los dos últimos años llegó a ir tercero… pero un día u otro siempre acababa reventando y dejándose medio apellido. Quizás esta sea la constatación que necesitaba de que las generales no son para él. Veremos.

Espero que pierdan el podio”

La pelea entre los favoritos ha sido de lo más bizarro. Primero Movistar metió corredores en la escapada anticipando un ataque de Quintana, luego el propio Nairo lo ha intentado en la subida a Gardena, todavía con 55 kilómetros hasta meta. Nibali, tras unos momentos de duda, ha ido tras él y Dumoulin ha hecho lo que mejor sabe. Ir a ritmo, poco a poco, en busca de los dos de delante. Justo en la cima se les echaba encima.

Después, ya subiendo a Ortisei, otra vez Nairo ha vuelto a probar, pero el propio líder le ha llegado a contraatacar. Luego ha empezado un raro juego de vigilancias entre los tres primeros de la general, que Thibaut Pinot ha aprovechado para arrancar junto a Pozzovivo. Como nadie les ha hecho caso, Zakarin también se marchó entre las miradas de Dumoulin, Nairo y Nibali que sólo tenían ojos para ellos tres. Kruijswijk y Mollema decidieron también que era buen momento para emprender la marcha. En meta, Dumoulin ha sido bastante claro: “Nairo y Nibali se han centrado únicamente en mí. Su posición de podio está ahora en peligro, y estaría bien que la perdieran por su forma de correr”.

El propio Nibali le ha respondido: “Tom debería saber que existe el karma, y las cosas que dices luego se pueden acabar pagando”. Y Nairo ha prometido batalla: “En lo que queda habrá que atacar de lejos hasta que reviente. O revienta él o reviento yo”. Esta es la situación del Giro de Italia con dos días de montaña y una contrarreloj final por delante. Las oportunidades cada vez son menos, y lo cierto es que a día de hoy hay carrera por el ‘apretón’ de Dumoulin que le hizo perder dos minutos. De lo contrario, esto podría parecer sentenciado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This