¿Qué pueden hacer las marcas ante la apisonadora de Internet? Cada cual intenta contrarrestar como puede su marcha arrolladora e imparable, ya que hacerle frente, oponerse a ella es una tárea muy complicada. La última en dar un paso en este sentido es la marca Lapierre, que no es que haya apostado al 100% por la venta a través de Internet, abandonando la venta en los medios tradicionales de las tiendas, sino que como otras marcas –por ejemplo Giant, tal como podrás leer en el mes de enero en la edición de papel– ha intentado unir ambos conceptos.

¿Cómo? A través del programa que han bautizado como Lapierre+, el cual se centra sólo en las bicis de la gama Ultimate, tanto en las unidades de carretera como de mountain bike, además de aquellas bicis que se queden ‘colgadas’ con el cambio de una temporada a otra, así como todo el tema del textil y de los accesorios. El funcionamiento del programa Lapierre+ es sencillo. El comprador elegirá y pagará la bici a través de Internet, de la web de la marca francesa, y una vez efectuado el pago escogerá la tienda a la que ir a buscarla; de forma que la marca no aparcar un apoyo básico para ella como la tienda. Con esta acció –en la que se puede personalizar la bici y en la que se tienen las mismas opciones de compra que en una tienda física, como elegir el color– marcas como Lapierre buscan que las tiendas ganen un cliente, que no sólo puede hallar en este establecimiento un nuevo aliado para mantener siempre su bici a punto, sino que además puede beneficiarse de su servicio de taller y hacerse con todos los complementos y accesorios propios de la práctica del ciclismo y del mountain bike cuando salimos a montar.

Entre el instantenen que eliges la bici y la tienda en la que irás a buscar pasarán un total de 72 horas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.