Otra duda

Lapierre ha llegado tarde al mercado de las 29er, pero cuando lo ha hecho han temblado los cimientos de la categoría. La XR no es sólo una bici preciosa de modernas líneas, es una rival muy a tener en cuenta para todos aquellos fabricantes que ya tienen una bicicleta de altas prestaciones y una excelente opción para el usuario.

Existen tres versiones de la XR, desde 3.299 hasta 6.499 euros

Hemos de reconocer que la presentación de Lapierre 2011 nos dejó un tanto descolocados y hasta cierto punto desencantados. En plena efervescencia de las bicicletas de 29 pulgadas, lo único que nos presentaron para esta gama fueron dos rígidas, una en carbono y otra en aluminio, que estaban muy alejadas de lo que una marca tan vanguardista y detallista como Lapierre podía llegar a presentar. Casi parecía que a los franceses no les acababa de encajar en su filosofía la nueva categoría.

Pero la espera ha valido la pena. Ahora que ha pasado el tiempo y nos han confesado que no querían salir con el proyecto a medias por imperativos de las fechas, aplaudimos su decisión de dejarnos en ascuas y nos sacamos el sombrero ante la impetuosa, sorprendente y bella XR, que todo sea dicho, no se merecía ver la luz en su versión definitiva el mismo día que se presentaba el sistema de suspensión inteligente Ei Shock. Es como si una productora estrenase las dos películas más taquilleras del año el mismo día.

La pipa de dirección (integrada) tiene una altura de 95 mm que permite conseguir una posición de conducción muy baja

‘Made in Lapierre’

Si por algo se han distinguido en el pasado los chicos de Lapierre, es por sus impolutas realizaciones; bicicletas muy cuidadas en todos sus pequeños detalles, que han dado un plus de distinción a sus afortunados propietarios. La XR no desentona en este sentido; muy al contrario, reafirma y lleva hasta la máxima expresión esta filosofía.

Su cuerpo, realizado por la prestigiosa firma Toray, está construido íntegramente en carbono unidireccional de alto modulo y adopta unas líneas muy agresivas, angulosas y puntiagudas que le dan un aspecto de modernidad y robustez. El espacio que se abre en el tubo de sillín para anclaje del amortiguador es en gran parte culpable de esa imagen, en la que también resalta su acentuado slooping y poderoso basculante que da vida a un sistema monopivote. Precisamente es basculante, de formas asimétricas para dejar más espacio al tiro de cadena y asegurar la rigidez torsional, no posee ningún punto de giro y se confía en la propia flexión del carbono para conseguir el funcionamiento deseado; según los técnicos llega a tener una flexión de 5 mm.

El cuadro tiene muchos pequeños detalles que lo hacen grande. La pipa de dirección está en el límite de altura mínima: 95 mm (además con dirección integrada), posee cableado interno que da una línea muy limpia, eje de pedalier Press Fit BB92, el eje trasero es de 142×12 mm, los puntos de giro poseen la rosca por el interior para dejar la cara externa lisa y el anclaje del freno trasero direct mount está ubicado entre vainas y tirantes en un punto muy robusto y protegido.

Para finalizar con el análisis del cuadro, ya que los accesorios los podréis ver en la ficha adjunta, diremos que las medidas han sido obra y gracia de Nicolas Vouilloz, que a pesar de ser conocido por su trayectoria en descenso, posee un nivel técnico excepcional en rally. Nico ha sido el culpable de la moderna geometría de la XR, que sigue las tendencias de las bicis de última generación, con una caja de pedalier muy baja, vainas cortas, ángulo de dirección de 70,2° (no tan radical) y un ángulo de sillín de 72,5°, algo más adelantado de lo que solía ofrecer Lapierre anteriormente.

Un pedalier Press Fit BB 92 y un grupo SRAM X0 dan vida a la transmisión

Cómo va

La XR es una pura bicicleta de carreras. Con 99 mm (según nuestras mediciones) en la parte posterior y 100 mm en la anterior, su comportamiento es de bicicleta de competición, pero curiosamente la posición sobre ella no es superradical. Es una sensación muy curiosa, cuando das a los pedales, la bici vuela, pero no tiene una postura incómoda típica de las bicis XC. Con las cotas geométricas que antes comentábamos, Lapierre ha querido buscar precisamente esa sensación, ese carácter de bicicleta XC/maratón más polivalente, pero a la vez efectiva. E incluso cuando abrimos el amortiguador en la posición Descend y nos enfrentamos a una bajada, posee un carácter próximo a las bicis trail.

En cuanto a las reacciones, la parte trasera ofrece un comportamiento impecable. Tanto en la posición Climb como en la Trail del amortiguador FOX apenas notamos movimientos (mínimo en Trail y nulo en Climb). Solamente notamos algo de vaivén en la posición Descend, que inicialmente no utilizaremos subiendo, aunque nosotros sí la utilizamos en una zona muy escarpada y rota de piedras que tenemos en nuestro circuito de pruebas para ganar en adherencia. A la hora de bajar es cuando le sacamos todo el partido al tren trasero, incluso más de lo que un sistema monopivote y un recorrido de 100 mm podría hacernos pensar previamente.

La estabilidad es intachable gracias a su baja caja de pedalier, sin que se penalice la agilidad. Nosotros la probamos con la potencia en posición normal e invertida para tener una postura más agresiva, pero nos dio mejores resultados con la primera, ya que la pipa de dirección es muy baja y realmente no hace falta.

Por lo que respecta a la horquilla, esta vez nos dio algún que otro dolor de cabeza, ya que tuvimos problemas con el bloqueo. Normal, ya que se trataba de una unidad de exposición que ha estado viajando de presentación en presentación con todo lo que ello supone.

Los puntos negativos los encontramos en la frenada, que es muy potente, pero poco dosificable para una bicicleta de este estilo, y en los neumáticos, que poseen un compuesto muy duro, que en terreno seco no dan confianza y en las zonas empinadas tampoco ofrece el agarre esperado.

A favor

  • Estética y acabados
  • Comportamiento suspensión trasera
  • Eficacia de pedaleo
  • Posición de conducción

En contra

  • Frenos potentes pero poco dosificables
  • Neumáticos de compuesto excesivamente duro

Características técnicas

Lapierre
XR 729 29’
4.199 euros
10,680 kg (sin pedales)
100 mm/99 mm
CUADRO
Material: Carbono
Tallas: S, M, L y XL
SUSPENSIONES
Horquilla: RockShox SIDRLT 29”
Amortiguador: FOX Float CTD SV
TRANSMISIÓN
Pedalier: SRAM S2210 Pressfit BB92/ 38-24 / Bielas 175 mm
Casete: SRAM PG-1070 / 11-36
Cadena: SRAM PC1031
Pedales: No incluidos
Mandos de cambio: SRAM X9
Cambio: SRAM X0
Desviador: SRAM X0
RUEDAS
Llantas: Easton EA70 XCT. Bujes: delantero 15 mm y trasero 142×12 mm
COMPONENTES
Neumáticos: Schwalbe Rocket Ron 2.25” EVO delantero y Racing Ralph 2.25” EVO trasero
Frenos: Formula R1S. DiámetroDiscos: 180 mm delantero y 160 mm trasero
Manillar: Lapierre 7075DB / 660 mm
Potencia: Easton EA70 / 90 mm
Dirección: PT-F11 tapered
Tija de sillín: Easton EA70
Sillín: Fi:zi’k Tundra 2
MÁS INFO
Aerofons.aerofons@telefonica.netwww.lapierrebikes.es

Fotos: S. Romero

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.