En la historia del MTB nacional la población de Banyoles ocupa un lugar destacado. La capital del Pla de ‘Estany ha sido una cita fija en el calendario de la Copa Catalana Internacional Biking Point. Su carrera tiene el honor de haber sido la primera prueba de categoría UCI HC celebrada jamás en España, estatus que mantendrá en este 2018. Este año se convertirá en la primera prueba de la nueva Super Cup Massi. Desde hace un tiempo también se ha convertido en un ejemplo a seguir en cuanto al tratamiento a las carreras femeninas.

Visto el enorme nivel y la gran participación que tiene la prueba, Ocisport se decidió a darles todo el protagonismo separando las carreras femeninas del resto de categorías. Gracias a ello, todas las competiciones para mujeres se celebran en la jornada del sábado. Una forma de ser el foco total de atención durante un día y disponer del espectacular circuito de Banyoles totalmente libre para ellas. Por algo la prueba de Banyoles es la carrera de XCO con mayor participación femenina del país.

La portuguesa Raiza Goulao (Primaflor-Mondraker-Rotor), Magda Duran (Massi) y Natalia Cebrià (Suria Bikes) representan tres perfiles de corredoras totalmente diferentes. Goulao es una de las favoritas al triunfo, Duran es una de las mayores promesas de nuestro mountain bike y Cebrià es una corredora popular que quiere vivir el ambiente único de esta prueba. Gracias al planteamiento de carreras separadas para féminas hay cabida para toda. Hablamos con ellas para saber su opinión sobre la cita reina del XCO nacional.

UN DÍA CENTRADO EN LAS FÉMINAS

La apuesta de Ocisport de centrar las pruebas de féminas el sábado es bien acogida por todas ellas. Para Raiza Goulao “es bueno tener una atención distinta para las chicas. Banyoles me encanta por la atención que nos da.” Magda Duran explica que “Ocisport ha tenido una gran iniciativa estableciendo un día entero de carreras para féminas, puesto que es algo que ayuda mucho a fomentar el ciclismo femenino, que es de lo que se trata. Cada año vienen más chicas a competir sabiendo que tienen una prueba exclusivamente para ellas. Sinceramente, la carrera de Banyoles es la única “carrera real” de todo el calendario ya que no tienes que estar pendiente de que te adelanten o tener que adelantar a otras categorías. Puedes estar pendiente de tu carrera sin obstáculos. Todas competimos en igualdad de condiciones.” Para Natàlia Cebrià “que Ocisport nos haya dedicado un día para las féminas es lo que ha hecho que me atreva a ponerme un dorsal en Banyoles después de muchos años. Aunque sé que el nivel será muy alto, soy de la zona y quiero disfrutar del público animando.”

UNA CARRERA CON UN NIVEL EXCEPCIONAL

Precisamente nos hablan también sobre el enorme nivel de la carrera que abrirá la Super Cup Massi. “El año pasado ya tuvimos un gran nivel. El recorrido no es muy técnico así que a mi me hace cambiar mi forma de correr, cambio un poco la estrategia, es algo bueno para entrenar. Una competición similar a la Copa del Mundo de Albstadt. Para mi es mejor cuanto más nivel tiene la carrera, así me permite competir de forma más parecida a una Copa del Mundo. Cuantas más chicas y más nivel mejor” explica la biker brasileña. En una línea similar se expresa Mada Duran: “Me encanta saber que vienen tantas chicas de fuera puesto que te hace ser consciente del nivel que hay en otros países. Si el año pasado ya la consideraban una mini Copa del Mundo, este año (y estoy segura que los próximos) cada vez se acercará más a una Copa del Mundo. Esta gran participación hace que venga más público y el ambiente es muy parecido a una Copa del Mundo. Una de las cosas más importantes de esta carrera es, sin duda, el público.” Para Natalia Cebrià, menos acostumbrada a competir ante tanta gente “poder correr junto a Emily Batty o Catherine Pendrel es impresionante, aunque ni las veré pasar. Siempre me han dicho que Banyoles es espectacular: por afición, por circuito, por la zona… así que quería probarlo.”

DIFERENTES OBJETIVOS

Como en toda carrera, cada corredora tiene sus objetivos personales. “Espero hacerlo lo mejor posible. Será la primera carrera de una serie de pruebas exigentes que haré. Es una carrera de preparación, pero desde la salida hasta meta voy a dar todo para tener el mejor resultado. No sé si hablar de ganar, pero siempre salgo a dar lo mejor. Lo más importante es pasar la meta sabiendo que lo he dado todo. Los resultados son solo consecuencia de darlo todo” concluye Raiza Goulao, sin duda una de las favoritas. Magda Duran tiene claras sus preferencias: “mi principal objetivo es disfrutar.” La corredora de Massi tuvo un gran papel en 2017: “El año pasado pude ser 8ª con el enorme nivel que había. Este año aún hay más y voy algo menos preparada por motivos académicos. No pienso en una posición, simplemente en llegar lo más delante posible y que me sirva de entrenamiento para las siguientes pruebas.” Natàlia Cebrià nos da otra visión diferente de buena parte de las participantes: “acabarla quizás sea imposible, pero es lo que intentaré. Vengo a disfrutar y pasármelo bien.”

Tres corredoras con tres visiones diferentes y un punto en común, todas estarán en la salida de la Super Cup Massi de Banyoles el próximo sábado 24 de febrero.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.