Ya se conoce el recorrido de la Vuelta a España. La última grande del año cronológicamente hablando ha presentado un trazado que sigue fielmente el modelo que se tocó en 2017. Primera semana con algunos finales en alto, segunda con un fin de semana duro y la tercera empezando con la crono tras el día de descanso y acabando con un fin de fiesta que este año se va a parecer más que nunca a los del Tour. Con sólo una crono larga –como la última década-, el perfil es propio para escaladores. Aquí van las cinco etapas clave:


Etapa 4: Vélez-Málaga – Alfacar (La Alfaguara). 182 kms. Martes 28 agosto. Será el segundo final en alto de la Vuelta, pero el primero con un puerto ya bastante exigente. Antes de la subida final se subirá al Mirador de la Cabra en la primera mitad de la etapa. Después habrá un largo descenso y un tramo llano para ir afrontando la ascensión hacia la Alfaguara. Son casi 14 kilómetros de subida, con lo más duro al principio. La segunda mitad del puerto es ya más amable. Pero es un terreno donde alguien que llegue corto puede dejarse mucho tiempo porque un grupo de 20 favoritos puede andar muchísimo y sacar tiempo a los descolgados.

Etapa 15: Ribera de arriba – Lagos de Covadonga. 185 kms. Domingo 9 septiembre. Final de la segunda semana, antes del último día de descanso y en el Día de Asturias. Unipublic ha diseñado una etapa típicamente asturiana con una subida clásica ya en esta carrera. Pero esta vez, antes de los Lagos han introducido un rodeo para hacer dos veces el paso por el Mirador del Fito. En lugar de huir de los puertos previos a la subida final, esta vez los han buscado y el resultado será espectacular a buen seguro.

Etapa 16: Santillana del Mar – Torrelavega. 32,7 kms CRI. Martes 11 septiembre. Única crono larga con todo lo que ello conlleva. La orografía de Cantabria hará que no sea una contrarreloj llana. De hecho, en la parte central hay un continuo sube y baja de repechos, pero los últimos 10 kilómetros son prácticamente favorables. A esas alturas, harán más diferencia las fuerzas que lleven los favoritos que lo especialistas que sean.

Etapa 17: Getxo – Monte Oiz (Balcón de Cantabria). 166 kms. Miércoles 12 septiembre. Jornada más bien tirando a corta que, salvo por la pared final, bien podría tratarse de una etapa típica de la Vuelta al País Vasco. Territorio de guerrillas con cinco puertos puntuables y un paso por el Balcón antes de subir a Oiz, un muro imposible con picos del 23% de media de los que tanto gustan a Unipublic en los últimos años.

Etapa 20: Escaldes-Engordany – Col de la Gallina. 105 kms. Sábado 15 septiembre. La Vuelta se ha apuntado a la tendencia de hacer el ‘fin de fiesta’ lejos de Madrid y en ello está. Este, además, muy parecido al de los últimos Tours. Una etapa de apenas 105 kilómetros pero con seis puertos entre la salida y la meta. Casi nada. La ruta es un camino de ida y vuelta. Desde Escaldes se sube la Comella, Beixalís, se rodea por Ordino para después afrontarlo al revés: Beixalís y Comella, antes de subir a la Gallina. Será la última oportunidad para quien quiera ir a por todo.

Definitivamente, nueve llegadas en alto, poca crono, etapas no muy largas y un modelo por tanto que sigue los pasos de las ediciones anteriores, esta vez reduciendo algo los traslados entre etapas. El 25 de agosto empieza todo en Málaga.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This