Lezyne ha puesto a la venta una peculiar gama de luces que en lugar de contar con batería propia, se conectan a la batería ubicado en el cuadro de la MTB.

Entre sus productos destacan cuatro focos frontales y un foco trasero. El Macro Drive de 1000 lúmenes, el Micro Drive de 500 lúmenes, el Power STVZO Pro E80 de 280 lúmenes y el Hecto STVZO E50 de 200 lúmenes. Mientras que el trasero es un Fender Rear STVZO de 11 lúmenes.

Por lo tanto, estas luces, en lugar de contar con su batería propia, tienen un cable alargado que permite llegar a la batería de la bicicleta y así poder conectarla. Además, es compatible con los modelos más habituales del mercado: Shimano, Bosch, Yamaha, Continental, etc.

El precio de estas luces ronda entre los 19.99 dólares y los 59.99 dólares. Para más información puedes visitar su página web haciendo clic aquí.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.