Loïc Bruni o cómo se forjó la nueva leyenda viva del DH
PUBLICIDAD

Loïc Bruni o cómo se forjó la nueva leyenda viva del DH

Con su segunda victoria en la general de la Copa del Mundo de DH, el francés Loïc Bruni, entra, por méritos propios, en el salón de la fama de la modalidad más radical del MTB, junto a grandes nombres como Nicolas Vouilloz, Steve Peat o Greg Minnaar.

Fotos: Bartek Wolinski, Sam Needham y Lukas Pilz (Red Bull)

Hace unas semanas repasábamos la trayectoria del mítico Greg Minnaar, que con 39 años ha sido capaz de ganar su cuarto Mundial de DH, algo que nadie había hecho hasta la fecha. Toda una hazaña de un atleta inspirador, que lleva compitiendo por el título de Copa del Mundo y mundiales desde hace ya 20 años.

Pues bien, otra leyenda del Descenso, y de una generación posterior a la del sudafricano, también ha sido protagonista en los últimos días. Hablamos de Loïc Bruni, el rider de DH francés, que consiguió, casi de carambola, hacerse con su segunda general de la Copa del Mundo, que suma a sus cuatro mundiales Élite como grandes logros de su exitosa carrera.

Relacionado || Fox Rampage Pro Carbon MIPS, el casco de Loïc Bruni para la Copa del Mundo DH

La trayectoria de Loïc Bruni, recientemente adornada con este nuevo éxito, bien merece un repaso que ponga en valor su importancia en el DH y en el MTB de competición.

Rider desde la cuna

Bruni, durante el Red Bull Hardline de 2014.

Bruni es hijo del también descender Jean-Pierre Bruni, uno de los pioneros del MTB en Francia y que llegó a ser también campeón del mundo de la disciplina, en las categorías Máster. En este sentido, Bruni fue, desde pequeño, un afortunado que aprendió del mejor mentor posible.

Asimismo, se forjó como rider en los técnicos senderos de la Costa Azul francesa, cerca de Cagnes-sur-Mer, su ciudad de nacimiento. Nicolas Vouilloz y Fabien Barel, posiblemente los mejores riders franceses de todos los tiempos, junto al propio Bruni, son también de la zona y en varias ocasiones han expresado lo alucinados que quedaban cuando veían bajar a toda velocidad al joven Loïc por las trialeras de la escarpado litoral galo.

«Todo rider debe tener velocidad bruta, fluidez y fuerza mental», declaraba Bruni en una entrevista a Solo Bici en junio 2019, el año de su temporada perfecta, con su primera victoria en la general de la Copa del Mundo y triunfo en su cuarto Mundial Élite, tercero consecutivo.

Antes de todo eso, Bruni fue posiblemente el mejor Junior de su generación. Ganó el Mundial de la categoría enrolado en Lapierre, en 2012. Con el equipo Gravity Republic de Nicolas Vouilloz se estrenó en las primeras Copas del Mundo Élite. Carreras donde, sin embargo, tardó en explotar su talento.

El Mundial de Andorra de 2015, punto de inflexión

Los resultados de la gran promesa del DH mundial no acababan de llegar y las expectativas comenzaron a desinflarse con el joven francés, que siempre rodaba un punto por debajo de los Gwin, Minnaar o Hill.

Pero en la temporada 2015 todo cambió y el talento de Bruni acabó por desbordarse, con cuatro podios (cuatro segundos puestos) en la Copa del Mundo, que le dieron el subcampeonato de las series tras Aaron Gwin. Pero todo su entorno y la afición seguía esperando con ansia ese gran triunfo, esa victoria que merecía ‘Superbruni’.

Llegó en un circuito que siempre había sido coto de los riders franceses: Vallnord. En una de las bajadas más perfectas y emocionantes que se recuerdan de la historia de los mundiales, Bruni rompió con los pronósticos, derrotó a Gwin, Minnaar y Bryceland y se enfundó, por primera vez, el preciado maillot arcoíris.

Idilio con el Mundial

Bruni es el tercer rider más laureado de los mundiales DH, tras Nico Vouilloz y Greg Minnaar.

Vallnord marcó un antes y un después para Bruni. Su espectacular bajada, y el hecho de derrotar a los mejores Minnaar y Gwin de siempre, le elevaron directamente al estatus de estrella, cumpliendo al fin las expectativas de su precoz irrupción. Además, dejó Lapierre y fichó por Specialized, lo que elevó aún más su caché.

Una relación, la de Specialized con Bruni, que se ha mantenido inalterable hasta hoy y que ha estado refrendada con grandes resultados. 3 Mundiales consecutivos, 7 victorias y dos generales de la Copa del Mundo. Un palmarés a la altura de los más grandes, especialmente en lo referente al Campeonato del Mundo. Sólo su referente y mentor en Lapierre, Nicolas Vouilloz, ha logrado la proeza de acumular tres mundiales de DH consecutivos, aparte de Bruni.

Con esta segunda Copa del Mundo, de facto consecutiva, porque la edición 2020 se redujo a cuatro mangas en dos pruebas por la pandemia, logra desquitarse de su talón de Aquiles más conocido: su falta de regularidad.

A sus 27 años, el rider galo parece haber ganado en madurez y continúa siendo la gran referencia de una modalidad, la del DH, en constante cambio.

Todas las clasificaciones y resultados de la Copa del Mundo de DH 2021

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario