Andreu Lacondeguy no tuvo su mejor año en el Red Bull Rampage, ya que no logró completar ninguna de las dos bajadas que intentó.

Sin embargo, fue uno de los riders más laureados por intentar algunas de las piruetas más complejas, y de seguir algunas líneas muy atrevidas.

En su primer intento se quedó bastante corto, pero a la segunda superó un tramo extremadamente difícil, incluyendo una salvada para no caer por un precipicio, pero en los últimos metros falló en una de sus piruetas quedando a muy poco de la gloria.

No pudo ganar pero los comentaristas, aficionados y rivales quedaron impresionados por sus ambiciosas bajadas, que no los dejaron indiferentes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This