Los mejores de 2020: La obra incompleta de Remco Evenepoel

El 2020 debía ser el año de Remco Evenepoel (Deceuninck-Quick Step), pero la pandemia, primero, y una escalofriante caída en Lombardía, después, cercenaron la impactante temporada del prodigio belga. Sus números hablan solos. En 23 días de competición logró nueve victorias, incluidas las cuatro vueltas por etapas en las que se puso un dorsal: San Juan, Algarve, Burgos y Polonia.

La progresión de Evenepoel no tiene límites. En 2018 dominó el calendario júnior con una exhibición tras otra y en 2019 irrumpió en el profesionalismo con varios triunfos, el más destacado a lo grande en la Clásica de San Sebastián, pero lo mejor aún está por llegar. Y en 2020 empezó a confirmar lo que muchos pensábamos: va para una auténtica estrella.

Comenzó el año en el verano austral de San Juan con un triunfo apoyado en la contrarreloj, uno de sus puntos fuertes. Estrenó el maillot de campeón europeo batiendo a un tal Filippo Ganna  y defendió el liderato un día de viento con final en el Alto Colorado. Se cortó por los abanicos y se quedó sin compañeros, pero encontró la mano amiga de Óscar Sevilla y su equipo, el Medellín, para salvar los muebles con una persecución apasionante.

Evenepoel, imparable contra el crono en Algarve. Foto: João Calado

Si en la prueba argentina cimentó su éxito contra el reloj y ante rivales de menor entidad, en el Algarve dio el primer golpe en la empinada llegada de Fóia con una aceleración brutal que sorprendió a ciclistas más rápidos que él, como Max Schachmann, Dan Martin, Rui Costa o Tim Wellens. En el Malhao aguantó los ataques y el maillot amarillo y en la crono de Lagoa sentenció con otra victoria, esta vez por delante de Rohan Dennis, poca broma.

La pandemia cambió los planes de Evenepoel, pero el belga regresó tras el confinamiento con triunfos en la Vuelta a Burgos y la Vuelta a Polonia. En el Picón Blanco sacó de rueda a grandes escaladores como Mikel Landa o Richard Carapaz y en el duro circuito de Bukowina protagonizó una de sus cabalgadas en solitario ante la impotencia de los Jakob Fuglsang o Simon Yates.

¿Podía ganar el Giro de Italia? Expertos y rivales le situaban entre los favoritos. Antes afrontaría su primer Monumento en Lombardía. Y allí se acabó la obra incompleta de Evenepoel con una caída cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. El belga salió airoso, milagro, pero varias fracturas terminaron con su temporada. En plena recuperación, avisa: “Volveré más fuerte”.

Los mejores de 2020: Filippo Ganna, ¿y qué más? / Marc Hirschi, pura explosividad / Las dos caras de Julian Alaphilippe / Multiusos Wout Van Aert / Anna van der Breggen cierra el círculo / Tadej Pogacar vs. Primoz Roglic

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.