Los Mossos d’Esquadra han desvelado un reciente “modus operandi” utilizado por ladrones para robar, sobre todo, bicicletas de carretera.

El ladrón, montando una bici de gama alta, se acerca a un ciclista de carretera de forma amistosa y le acompaña en su ruta mientras establece una conversación para ir ganándose su confianza.

Este ladrón, generalmente, se hace pasar por entrenador personal, médico deportivo, especialista en bicicletas o incluso propietario de una marca deportiva. En otras palabras, un interesado o conocedor de las bicis y el deporte.

Una vez detecta que le ha caído bien a la víctima y hay buena sintonía, el ladrón inventa cualquier excusa para realizar un pequeño desvío o parada.

Cuando el ciclista acepta, entra en escena un segundo personaje que se hace pasar por amigo o pareja del ladrón. Este luego le pide a la víctima probar su bici, y en cuanto acepta, ambos huyen en las bicis dejando al ciclista tirado.

Aunque también hay otros patrones similares para llevar al cabo el robo. En otra ocasión, el segundo ladrón coge la bici del primer ladrón para “ir a buscar algo”, para que el otro, que tiene más confianza con la víctima ya que le iba acompañaba en la ruta, le pueda pedir probar la bici a la víctima y huir.
Finalmente, queda el robo violento, en que los ladrones deciden utilizar una arma blanca para intimidar al ciclista y llevarse su bicicleta a la fuerza.
Actualmente, los Mossos d’Esquadra están tratando de identificar a estos presuntos ladrones que han actuado en distintos puntos de Cataluña, llegando a robar unas 15 bicicletas con un valor total de unos 95.000 euros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.