Desde el pasado miércoles por la noche se viven días convulsos en el seno del equipo Lotto NL-Jumbo. Una historia que ha terminado con la rescisión de contrato de Juanjo Lobato por parte de la escuadra neerlandesa. El velocista gaditano está ahora sin equipo y busca un hueco en un momento especialmente complicado, a finales de diciembre, cuando prácticamente todas las plantillas están ya completas.

Todo empezó en la noche del miércoles, en la concentración de la escuadra en Girona. En principio, la noticia que saltó fue que tanto Lobato como Pascal Eenkhoorn y Antwan Tolhoek fueron expulsados del ‘stage’ y enviados a casa por violar las normas del equipo en lo que se refiere al consumo de medicamentos. De primeras se sabía poco más, aunque poco a poco empezaron a surgir detalles.

Tanto Lobato como Tolhoek tuvieron que pasar la noche en el hospital. El de Trebujena había consumido somníferos y no era posible despertarlo –no ha trascendido la sustancia que ingirió- mientras que sus dos compañeros sí estaban despiertos pero sin control de sí mismos, como si estuviesen bajo los efectos del alcohol, que según algunas informaciones podrían haber mezclado con estas medicinas.

“Tiene que recuperarse”

En un comunicado emitido esta misma tarde, el equipo asegura que ha rescindido a Lobato “de mutuo acuerdo y por interés de las dos partes”. Además, insiste en que el corredor ha tenido “un año emocionalmente complicado” y ahora debe concentrarse “en su recuperación”. A través de sus representantes, el ciclista busca un sitio para poder seguir compitiendo a punto de cumplir los 29 años –el 30 de este mismo mes.

Lobato, ganando en el Down Under 2015

Lobato firmó el año pasado por dos temporadas por Lotto NL-Jumbo tras salir del Movistar Team. Su rendimiento no ha sido el esperado, pues varios problemas personales le han impedido estar al máximo. Ganó una etapa en el Tour de L’Ain y firmó el segundo puesto en la etapa de la Vuelta a España que llegaba a Tarragona, batido por Matteo Trentin. Ilusionado como estaba por ganar en la localidad sevillana de Tomares, problemas estomacales le impidieron disputar.

Tolhoek y Eenkhoorn, dos meses

Está claro que Lobato se ha llevado la peor parte. Tanto Tolhoek como Eenkhoorn han sido suspendidos por el equipo durante un período de dos meses, por lo que estarán de vuelta a mediados de febrero y apenas se perderán nada de la temporada. Desde el equipo aseguran que se han tomado en cuenta “todos los elementos” y tras valorarlos se les va a “dar la oportunidad” de seguir desarrollándose en el equipo.

Por último, pese a no especificar el medicamento que tomaron los ciclistas, sí avisan de que no es una medicina ni una sustancia prohibida por la UCI o la Agencia Mundial Antidopaje. La gravedad de los hechos viene por “hacer experimentos que ponen en peligro la salud del ciclista”, según el comunicado del equipo, que se atribuye la responsabilidad de “velar por el bienestar” de los corredores.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This