El exciclista colombiano, uno de los mejores escaladores de los años ochenta, achaca la enfermedad a las muchas horas de exposición al sol en su época de ciclista. Luis Herrera es venerado en Colombia, donde es considerado el mejor ciclista de su historia. Lucho explicó en un programa en directo que padece cáncer de piel y que el motivo son las muchas horas de exposición al sol en su época como ciclista. «Me salió una mancha grande en la cara y otra en el brazo, ya tenía muchas pequeñas en las manos; entonces fui al dermatólogo y me diagnosticaron el cáncer en la piel». Herrera se somete ahora a varios tratamientos para frenar el avance de la enfermedad.

Conocido en su país como el jardinero de Fusagasugá, Lucho Herrera fue uno de los grandes ciclistas de los años ochenta y el abanderado del boom del ciclismo colombiano a principios de los años ochenta. Herrera fue también el más exitoso de todos ellos; fue el primero en conseguir una gran vuelta para un ciclista de su país (La Vuelta 1987), ganó tres etapas del Tour de Francia, el GP de la Montaña del Tour, Giro y Vuelta, fue vencedor del Dauphiné Libéré (1988 y 1991), entre otras muchas victorias. Herrera se retiró definitivamente del ciclismo en activo en 1992, con tan solo 31 años.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This