Luis León y Marc Soler brillan en la París-Niza

La París-Niza va a entrar en su fase decisiva, y lo hará con un líder español. Y es que, por mucho que la Tirreno-Adriatico tenga a las mayores figuras del pelotón internacional en su línea de salida, estaba claro que para los intereses españoles este año la París-Niza es mucho más atractiva, ya que prácticamente toda la nueva generación de corredores patrios se ha dado cita allí a falta de Mikel Landa, que sí está en Tirreno.

Luis León Sánchez no forma parte de esa nueva hornada, claro. A sus 35 años ya no tiene edad de crecimiento, sino de mantener el excelente nivel que está dando en este inicio de año hasta que le dure. El de Mula consiguió ayer el maillot amarillo a base de una gran cabalgada junto a Rémy Di Gregorio y Lilian Calmejane. Hoy se ha dejado casi medio minuto con Wout Poels, vencedor de la contrarreloj, pero ha logrado mantener la prenda.

“La carrera está muy abierta”

Ahora llega la segunda mitad de esta París-Niza, que irá aumentando en dureza cada día hasta la jornada decisiva del sábado, con final en alto en Valdeblore la Colmaine. Un puerto de más de 16 kilómetros de longitud, aunque sin grandes porcentajes. Quizás ese sea el peor día para Luis León: “La carrera está muy abierta. Hay muchos corredores que todavía pueden ganarla, no sólo unos cuantos”, ha dicho hoy tras la crono.

marc-soler-paris-niza

El murciano, que ha reconocido haberse dejado “demasiadas energías” en la jornada de ayer donde logró el maillot amarillo, ha demostrado ser también un rival duro. Precisamente, en el último duelo frente a Poels con final en alto, el neerlandés ganó y él fue segundo: “Tenemos un equipo fuerte, vamos a concentrarnos en hacer nuestra carrera y lograr el mejor resultado posible”, argumenta.

Marc Soler sigue dando pasos

El que ha maravillado ha sido, una vez más, un Marc Soler que sigue dando pasos adelante en su progresión. El catalán del Movistar Team ha conseguido ser nada menos que segundo en la crono, a 11 segundos de Poels y por delante de corredores que en teoría eran mucho más especialistas, como el propio Luis León o Ion Izagirre, a los que ha sacado más o menos un segundo por kilómetro.

El propio corredor ya ha dicho públicamente que este invierno ha hecho algunos ajustes a sus entrenamientos en contrarreloj, y desde luego le han salido bien los retoques. Soler ya hizo una gran crono en la Vuelta a Andalucía que le sirvió para meterse en el podio de la carrera. Ahora, tras la de esta tarde, es cuarto en la general y maillot blanco en toda una París-Niza. Y ojo, que ahora es cuando llega su terreno.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.