A día de hoy, el rendimiento que dará Rafal Majka en la temporada 2018 es toda una incógnita. Es decir: está claro que nadie tiene garantizado un gran rendimiento durante un año porque hay decenas de factores que entran en juego. Pero hay ciclistas con los que se va sobre seguro y luego otros cuyo nivel siempre es quimérico. Entre estos se encuentra el polaco.

Porque es capaz de subir como los mejores del mundo e incluso ganarles si se lo propone. Prueba de ello su victoria en La Pandera en esta Vuelta a España 2017, que viniendo de la fuga hizo un ascenso con el mismo tiempo que los favoritos. Es decir, que la calidad la tiene. Pero también son notorias sus desconexiones en carrera. Desde que lograse subir al podio en la Vuelta a España 2015 por primera vez en su trayectoria, nunca ha estado en posición de pelear por una ‘Grande’. Al contrario, se ha desentendido de la general y ha optado por etapas.

Pero eso, se supone, va a cambiar. Bora-Hansgrohe quiere meterse en la lucha por el podio de una gran vuelta, y la ronda elegida este año es el Tour de Francia. Para eso le han fichado a Davide Formolo y Peter Kennaugh, con la intención de que esté arropado en los puertos que acaban por decidir la carrera. Veremos hasta dónde es capaz de llegar.

“Un objetivo realista”

De pronto lo que sí va a hacer es empezar el camino en la Vuelta San Juan (2.1). Una carrera que le va a permitir “huir del frío invierno europeo” y empezar la competición con un clima “mucho más benigno en Argentina”, según ha dicho el propio ciclista polaco en un comunicado difundido por la carrera en el que también habla del propósito de enmienda con el Tour.

majka-tour-2017

En dicha nota, Majka asegura que el podio del Tour es “un objetivo realista” y que gracias a los fichajes el equipo se va a fortalecer en esa dirección: “Creo que tenemos todos los elementos para hacer un gran año”, ha comentado, al par que también ha hablado de “mala suerte” en ediciones pasadas de la ronda francesa.

De hecho, en 2017 el polaco iba con la intención de meterse entre los cinco mejores de la general y un accidente lo sacó de la carrera. En la Vuelta se repuso de un virus: “Es cierto, creo que he tenido mala suerte con las caídas en el Tour. Pero por ejemplo en la Vuelta tuve que superar problemas estomacales. Creo que de todas formas esto es parte del deporte”, ha dicho. Esta vez va a tener gente trabajando sólo para él. Veremos si, a los 28 años, Majka da el salto definitivo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This