Mientras 2017 sigue con su particular cuenta atrás, las carreras de principios de año ya están calentando motores. También en España, donde hoy mismo se han presentado los recorridos de tres pruebas que se celebrarán entre enero y febrero. Cada una distinta con su sello característico y su perfil de ciclista favorito. Todas ellas ya con elementos clásicos y también innovación.

La Challenge de Mallorca, la Volta a la Comunitat Valenciana y la Vuelta a Andalucía han anunciado esta misma tarde sus trazados para la próxima edición de cada una en una curiosa coincidencia. El 25 de enero, jueves, se inicia la peculiar ronda balear, una semana después de que empiece el Tour Down Under en Australia. Y hay menús para todos los paladares.

Lloseta, novedad en Mallorca

De las tres carreras, la Challenge es la que suele introducir menos elementos nuevos en su recorrido. Una prueba particular, por ser la única del calendario profesional español que se celebra a modo de trofeos individuales. Este año, Lloseta entra como municipio patrocinador de la carrera en el tercer trofeo, tradicionalmente conocido como Trofeu Andratx y que ahora se llamará Lloseta – Andratx.

puerto-andratx

El puerto de Andratx, final del tercer trofeo de la Challenge.

Por lo demás, todo sigue más o menos como estaba. El Trofeo Campos-Porreres-Felanitx-Ses Salines abrirá el calendario en España en una prueba apta para sprinters. Al día siguiente, el Serra de Tramuntana sigue como el más selectivo de todos con hasta seis puertos de montaña. Entre ellos, el Puig Major o Sóller. Y el Playa de Palma como última prueba, con dos vueltas a un circuito y de nuevo para velocistas.

Comunitat Valenciana: la CRE sentencia

Una contrarreloj por equipos de 30 kilómetros –larguísima para estar en febrero- será la jornada verdaderamente decisiva en la Volta a la Comunitat Valenciana. Vendrá en la tercera etapa, entre Poble Nou de Benitatxell y Calpe, en la provincia de Alicante. Antes de eso habrá un presumible sprint en Peñíscola saliendo desde Oropesa del Mar.

La otra jornada importante será en el Alto de Las Canteras, cerca de la localidad alicantina de Cocentaina. Un puerto de unos cinco kilómetros al 7% de media y con rampas máximas del 17% que sigue un tanto la estela de Mas de la Costa. Entre las vueltas pequeñas del calendario nacional sigue calando el ‘modelo Unipublic’ de finales en alto cortos y muy explosivos. Todos ellos aptos para el perfil de un Alejandro Valverde. Albuixech y Valencia serán los otros dos finales de etapa.

Andalucía: Sprint, crono, montaña, pavé y tierra

De las tres, la última en orden cronológico es la que más ha innovado. La Vuelta a Andalucía partirá desde Mijas (Málaga) y terminará en la localidad gaditana de Barbate. En esos cinco días va a haber de todo: una primera etapa que unirá la localidad costera malagueña con Granada y que tendrá montaña. Y no faltarán los finales en alto: dos, en concreto.

El primero de ellos, en el Alto de las Allanadas de La Guardia de Jaén. Una pared de tres kilómetros con rampas que alcanzan el 21%. En 2015, Froome le ‘quitó’ la carrera a Contador por un segundo. Después de una etapa para velocistas entre Mancha Real (Jaén) y Herrera (Sevilla), vendrá otro final en alto con tramos de adoquín en Alcalá de los Gazules (Cádiz). Y, por último, la contrarreloj individual de Barbate que incluirá un tramo de ‘sterrato’ de seis kilómetros en ligero ascenso. Sin duda, toda una combinación de elementos.

En cuatro semanas justas se abre un calendario español que ya lleva dos años consecutivos de crecimiento. En este 2018 la nueva integrante ha sido la Vuelta a Aragón, que llegará en mayo. Antes de eso, Mallorca, Comunitat Valenciana, Murcia y Almería –dos pruebas de un día en el mismo fin de semana- y Andalucía aportarán la primera andanada de carreras. Cada una con un sello diferente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This