No te pierdas estas manías raras en las bicis de 4 bikers profesionales
PUBLICIDAD

No te pierdas estas manías raras en las bicis de 4 bikers profesionales

La configuración de las bicicletas de los bikers profesionales no siempre es recomendable para ciclistas aficionados. Y como muestra, estas cuatro ‘manías’ o hábitos fuera de lo común de ciclistas ‘top’ en Cross Country.

Los ciclistas profesionales de Cross Country cuentan con las mejores bicicletas y componentes del mercado. El banco de pruebas más exigente del mundo que requiere del material más ligero y sofisticado al servicio de las mejores piernas del circuito.

Pero en muchas ocasiones el material del que se sirven los bikers profesionales no es, ni mucho menos, trasladable o recomendable para los ciclistas aficionados. En algunos casos por tratarse de componentes destinados a la competición, que necesitan de un mantenimiento intenso, y en otras ocasiones porque los profesionales llevan al extremo las ganancias marginales que pueden obtener de su montaje.

Por ello, hemos hecho esta pequeña selección con hábitos o manías curiosas de cuatro bikers profesionales de talla mundial que llaman la atención por su exceso o tendencia contraria a lo común.

  1. El sillín inclinado de Jaroslav Kulhavy

Bicicleta de Jaroslav Kulhavy

A pesar de estar ya en los últimos compases de su carrera y competir de forma más habitual en pruebas de larga distancia, Kulhavy es uno de los ciclistas de montaña más célebres del siglo XXI. En su palmarés cuenta con un oro y una plata olímpica, un título mundial de XCO, dos campeonatos del mundo de maratón y tres Cape Epic, entre otros muchos logros.

Su figura se hizo muy popular por un estilo elegante sobre la bicicleta siempre asociado al desarrollo de la Specialized Epic, marca con la que ha estado ligado durante buena parte de su etapa profesional. Con una altura cercana al metro noventa (1,87 m), llama la atención la elevada altura de la tija del sillín así como, especialmente, la exagerada inclinación frontal de la punta del sillín.

Se trata de un ajuste biomecánico un tanto radical dirigido a exprimir la posición de subida, ayudando a trasladar el peso corporal al eje delantero cuando la pendiente es muy vertical. El tiempo, en cierto modo, ha dado la razón al biker checo y en la actualidad podemos ver settings similares en ciclistas de gran estatura, como el propio David Valero en su BH Lynx Race.

  1. Los acoples de José A. Hermida

Aunque en el último tramo de su periodo como profesional dejó de usarlos, todos recordamos la imagen de Hermida exprimiéndose sobre una bicicleta dotada de acoples o ‘cuernos’ en el manillar. Durante años fue un accesorio muy común, tanto entre ciclistas aficionados como a nivel profesional, aunque sin duda el de Puigcerdà fue quien los llevó con más estilo.

En el pasado, los manillares eran mucho más estrechos (por debajo de 600 mm) y la presencia de acoples ayudaba a obtener un agarre más amplio que abría la caja torácica. Con el tiempo, el desarrollo del MTB trajo consigo manillares más anchos que suplieron esta función, pero Hermida tardó más que muchos otros en abandonar los característicos cuernos de su bici.

  1. La potencia ultra invertida de Nino Schurter

Detalle de la potencia invertida de Nino Schurter

Hablar de Nino Schurter es hablar de Cross Country de última generación. Tanto el suizo como su equipo, el Scott SRAM, han sido figuras clave en el desarrollo de multitud de tecnologías e innovaciones aplicadas en la competición que, posteriormente, han llegado al usuario final.

Una de las exigencias a nivel biomecánico más radicales del actual Campeón del Mundo es el montaje de potencias con un ángulo negativo extremo. En 2018, por ejemplo, Syncros lanzó el manillar de carbono Fraser IC SL, con la potencia integrada. De serie, aquel manillar se vendía con una potencia a -8º, pero Schurter equipaba una edición especial de -25º. Syncros se vio obligada a sacar al mercado esta versión por demanda popular.

El tiempo no ha apaciguado esta tendencia en el legendario biker sino que lo ha aumentado. En la nueva Scott Spark con la que ha logrado su noveno título mundial, la potencia invertida de Schurter se ubica a -40º, una medida extrema que demuestra, una vez más, que las medidas y ajustes de los bikers profesionales no tienen por qué ser válidos para los aficionados.

En este enlace puedes ver un clip en detalle tomado en la Copa del Mundo de Leogang.

  1. Las manetas casi frontales de Carlos Coloma

Esta ‘manía’ no es tan conocida porque cuesta identificarla a simple vista. Pero si alguna vez has tenido la oportunidad de ver en detalle una bicicleta de competición de Coloma, seguro que te ha llamado la atención la posición de las manetas de freno.

Estamos acostumbrados a leer y escuchar que la posición de las manetas debe tener una inclinación perpendicular a la proyección de los brazos del ciclista sobre la bici. De esta forma, los dedos podrán accionar las manetas con un gesto más natural.

BH Lynx Race

Sin embargo, Carlos Coloma prefiere orientarlas prácticamente frontales, un estilo de lo más ‘old school’ que contrasta con la tendencia actual en el MTB. Según el propio riojano, esta posición le ayuda a acceder a las manetas fácilmente en las bajadas más verticales de los circuitos de XC.

Y tú, ¿tienes alguna manía rara con los componentes o accesorios de tu bici? Cuéntanos, ¡te leemos en nuestras redes sociales!

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

2 comentarios en «No te pierdas estas manías raras en las bicis de 4 bikers profesionales»

Deja un comentario