Realiza un mantenimiento básico de tu MTB en invierno

Mantenimiento rápido de tu MTB en invierno, para antes y después de cada salida

Las condiciones de lluvia, barro y nieve son las más duras, pero no sólo para nosotros los bikers. También para la bicicleta. Por ello es importante realizar un buen mantenimiento de la MTB en invierno.

PUBLICIDAD Mobile_Pos2

Para nuestra bicicleta, estas condiciones también afectan a todos los componentes y la superficie del cuadro, ya que se ven sometidos a un desgaste extra. Por ello, compartimos una serie de trucos e ideas que tener en cuenta para antes y después de la salida. De sencilla aplicación, protegerán adecuadamente y alargarán la vita útil de todas las piezas y minimizarán los efectos negativos de salir en estas condiciones.

Mantenimiento de una MTB en invierno

Antes de la salida

1. Después de limpiar la cadena lo máximo posible (usando líquido desengrasante, un cepillo y agua para aclarar), la lubricaremos con aceite específico para lluvia y barro. Casi todos los fabricantes disponen de una versión para estas condiciones. Son, por norma general, algo más espesos, y vienen muy bien para rutas extremas con nieve, donde la cadena sufre mucho desgaste.

También puedes seguir usando cera, pero es menos recomendable para esta época del año, debido a que en días lluviosos o muy húmedos se pierde más rápidamente.

PUBLICIDAD Mobile_Pos3

2. Antes de cada salida, es también recomendable comprobar el estado de las pastillas de freno. Con la lluvia y el barro acusan mucho desgaste. De hecho, el invierno es una buena época para realizar la revisión anual de tus frenos de disco (pastillas, pistones, purgado, etc). Si salimos con el grueso de las pastillas muy limitado y realizas recorridos técnicos, en un par de rutas puedes empezar a frenar con la base de la pinza, dañar discos y pistones y, lo más importante, aumentar exponencialmente el riesgo de caída.

PUBLICIDAD Mobile_Pos4

3. Si la salida va a ser bajo la lluvia o muy larga, o en terreno embarrado o nevado, es buena idea llevar un poco de aceite para reponer a media salida. La gran cantidad de barro que puedas encontrar hará que se diluya o pierda parte del aceite que habías repuesto antes de comenzar en mitad del recorrido, ocasionando los tan molestos chirridos de la cadena.

4. Puedes también proteger el cuadro y la horquilla de la acción de agentes externos, como el barro, con protectores adhesivos bajo los tubos o en las botellas de la horquilla, o específicos de goma o plástico en las vainas, así como en las bielas. Asimismo, para evitar que las partículas barro y polvo se adhieran con facilidad en el cuadro o las suspensiones, te recomendamos, con la bici limpia, aplicar un producto protector de ambos, con acción repelente de la suciedad. Existen numerosos limpiadores o abrillantadores para cuadros de bicicleta con estas propiedades, que facilitan posteriormente la limpieza.

Un protector en las bielas no sólo evitará dañarla por impactos de piedras, también de la acción del barro o el agua.

5. Las presiones de las ruedas es también otra de las claves del mantenimiento de tu MTB para el invierno. El frío tiende a contraer el aire del interior de la cubierta, por lo que la presión se reducirá significativamente si tienes la bici en parado en un garaje o trastero durante varios días.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

mantenimiento bicicleta mtb invierno

Además, aunque el firme del terreno esté, por lo general, más compacto (si no hay barro) es conveniente no excederse con la presión e incluso optar con desinflar 0,1 o 0,2 bar cada rueda, en comparación con la presión en primavera o el otoño. Aunque haya buenas condiciones y terreno seco, las zonas de sombra, piedras, etc, suelen estar húmedas y resbaladizas por mantener el rocío de la madrugada y el amanecer, pudiendo ocasionar resbalones inesperados.

Después de la salida

1. Limpiar bien la transmisión: cadena, piñones, cambio… etc. Es la parte primordial de la limpieza general de la bici durante esta época. Si no podemos limpiarla y secarla totalmente, o tenemos mucho tiempo, al menos con un trapo viejo retirar buena parte del exceso de grasa y volver a lubricarla, aunque sin excederse con el aceite. Si no lo hacemos, podría oxidarse rápidamente.

PUBLICIDAD Mobile_Pos6

2. Haremos lo mismo con los pedales, sobre todo si son automáticos, ya que es uno de los componentes que más suciedad y barro acumulan con el invierno y más desgaste de piezas (en muelles, ejes, plataforma) acusa. Los limpiaremos con desengrasante o, en su defecto, con agua y jabón. Después, lubricaremos sus muelles y revisaremos su tensión de anclaje, con ayuda de una pequeña llave Allen

3. Seguimos con el cuadro, horquilla y amortiguador y periféricos. Si hay gran cantidad de barro pegado, puedes usar una manguera con agua a presión para retirarlo sin arañar el cuadro. Aunque debes tener cuidado de no apuntar directamente a las partes de la transmisión o a las manetas de cambio y frenos. Tras el lavado a presión, usa un trapo húmedo para quitar las marcas o manchas que pueda haber dejado y seca todo con un trapo de microfibra.

En el capítulo de las suspensiones, te recomendamos llevar en tu mochila, o incluso en un bolsillo del maillot, un pequeño trapo para retirar, aprovechando alguna parada durante la ruta, el barro o polvo que se acumule en las barras, para evitar que penetre en las juntas o retenes.

4. Por último, la operación de limpieza acabará con la de los discos. Utiliza alcohol isopropílico o algún producto específico para su limpieza. Aplica el producto y frota con un trapo suave y limpio la superficie, de manera uniforme e incluyendo tanto la pista como las partes que no tocan la pastilla. Es también un buen momento para comprobar el grosor de las pastillas o incluso limpiarlas, retirándolas de la pinza y usando también alcohol. De todas formas, esta operación no es necesario hacerla tras cada salida, pero sí si acumulas varias en poco tiempo.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Una vez limpios discos o discos y pastillas, comprueba que el tacto de la frenada es bueno apretando varias veces la maneta con fuerza, e incluso haz una prueba en movimiento, asegurándote que no hay vibraciones indeseadas y que la rueda se detiene limpiamente.

5. Como ya hemos mencionado en los consejos de mantenimiento para antes de la ruta, puedes rematar la operación de limpieza aplicando el spray abrillantador y protector en cuadro y suspensiones.

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Mussara

Deja un comentario