La de Marcos Jurado es una de esas historias tristes que se repiten cada año en el ciclismo con un corredor que se queda sin sitio después de encadenar, por circunstancias ajenas a su voluntad, una temporada por debajo de lo que esperaba. Pero a veces estos cuentos tienen final feliz, y el suyo es uno de ellos. El ciclista manchego podrá volverse a poner un dorsal tras firmar con el Efapel portugués para la temporada 2018.

Jurado, así, acompañará a David Arroyo en su aventura portuguesa y también coincidirá con Jesús Del Pino. Otro corredor que hizo el camino desde Burgos-BH a la estructura portuguesa y que, admite Jurado, le ha dado referencias del proyecto: “Todas eran tan buenas que me reafirmaron en mi intención de firmar con ellos”, admite este rodador de 26 años.

“El trato es genial”

Porque la realidad es que el corredor tuvo otras propuestas, también del país vecino. Pero la presencia de los dos españoles y el trato que le han dispensado los propios rectores del equipo le han decidido: “Es un equipo ya consolidado desde hace años. Y cuando ves que un corredor contrastado como David Arroyo, con la experiencia y el bagaje que tiene, los ha elegido sabes que ahí hay una razón de peso. Además, el trato que he tenido con los miembros del staff hasta ahora ha sido genial. Tengo unas ganas enormes de empezar”, explica.

marcos-jurado-vuelta-burgos

Marcos Jurado, fugado en la Vuelta a Burgos. Foto: EPA/Santi Otero

Jurado ya ha empezado a entrenar. Lleva desde el día 1 de este mes retomando la actividad de forma suave y pausada, sin tomar riesgos de más: “Este año me lo quiero tomar con calma, he aprendido de eso y no voy a fallar”, dice. Y tiene ganas de conocer un ciclismo al que, desgraciadamente, desde España se mira poco pero que cada año da salida a decenas de ciclistas españoles: “Todo el mundo me habla maravillas de Portugal. Y las sensaciones que he tenido cuando he corrido allí han sido muy buenas, así que deseando conocerlo ya”. De hecho, en este 2017 logró su mejor puesto del año en el G.P. Serra da Estrela. Un sexto  en la primera etapa.

Trabajar en equipo

Después de un año que comenzó mal por enfermedad en febrero, Jurado pudo por lo menos darle la vuelta a la situación y emplearse a fondo para trabajar en favor del equipo Burgos-BH. No está especialmente satisfecho con su temporada y lo achaca a un fallo propio: “Empecé muy ilusionado, creo que me dejé llevar por las ganas y me pasó factura. En Andalucía estaba enfermo, pero luego aunque no he logrado resultados personales sí he podido mostrar otra versión para trabajar por el equipo”, comenta. Finalmente el ascenso del Burgos-BH le ha imposibilitado la renovación.

Pero ahora ya piensa en el año que viene y en los colores de Efapel. El objetivo, cumplir con todo lo que le pida la directiva y trabajar en equipo: “Hay ciclistas en la plantilla con mucha más experiencia que yo en ganar carreras, pero yo también tengo ya bagaje a la hora de trabajar en equipo y quiero aprovecharlo”, comenta. Para los momentos de lucimiento personal, supedita al visto bueno de su dirección, pero se fija en la contrarreloj: “Este año en España ha habido pocas en el calendario, en Portugal espero poder centrarme en ellas siempre que el equipo quiera”.

Empieza una nueva etapa para Marcos Jurado. Un corredor que no tuvo el estreno que esperaba en 2017 después de dominar la categoría amateur, y que ha visto retrasado su paso a profesionales por la situación de crisis que ha vivido el ciclismo español y que parece empezar a remontar a partir de 2018. Lo importante es que va a tener la oportunidad de resarcirse pronto. La primera reunión de equipo de Efapel será a principios de diciembre, y él ya cuenta los días.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This