Ancho, rise o retroceso: 5 medidas para entender el manillar de tu MTB

Ancho, rise o retroceso: 5 medidas para entender el manillar de tu MTB

El diseño, dimensiones y ergonomía del manillar de MTB marcan su comportamiento y adaptación al biker. Teniendo en cuenta sus 5 medidas podrás comprender el tuyo y comprobar si estás usando el adecuado a tus gustos o necesidades.

PUBLICIDAD Content_1

Si quieres mejorar tus prestaciones y nivel en el Mountain Bike, la adaptación a la bicicleta es muy importante. En este sentido el manillar es clave. Es uno de los tres puntos de apoyo del ciclista en la bici, condicionando la postura y manejo de la bicicleta.

De ahí que la personalización de este componente tenga prioridad sobre otros elementos. Pero muchos bikers aún no le dan la relevancia que merece, o no sepan sus conceptos básicos de diseño.

Cada manillar tiene unas características concretas y unos puntos clave que determinan su función. Para nosotros son cinco de sus medidas, que te explicamos a continuación y que deberían guiarte en su elección.

Anchura del manillar

PUBLICIDAD Content_2

El ancho del manillar en el MTB es la primera característica en la que hay que fijarse. Determina el grado de control sobre la dirección de la bicicleta. Además, debe adecuarse al tamaño de rueda que se haya montado.

Un manillar de gran anchura supone aumentar la palanca sobre la rueda delantera, necesitando menos esfuerzo para mantener estable la dirección. Pero implica un cambio en la posición de los brazos o forzar y extender más la musculatura de la espalda. Unos cambios que requieren adaptación y en principio, un mayor grado de desgaste de estos grupos musculares.

Para encontrar la anchura ideal de tu manillar, deberás tener presentes los siguientes factores:

  • Diámetro de la rueda: el aumento de tamaño de 26 o 27,5 a 29″ implica, en líneas generales, un aumento de la ancho estándar, de aproximadamente 100 mm. Si en una MTB de XC de 26″ un ancho correcto está en 600 mm, en una 29″ aumenta a 700 mm como mínimo. Incluso esos 700 mm mm ya apenas se ven en los montajes actuales, aumentando a 720 y 740 mm.
  • Físico y complexión del biker: es un aspecto más personal. Pero, por lo general, a un biker de mayor envergadura o más alto, necesitará un manillar más ancho que uno más bajo o de complexión más delgada, para una misma bicicleta. Pero incidimos que es un factor más a valorar y no una norma. Hay ciclistas delgados que necesitarán de un mayor ancho para incrementar el control.
  • Modalidad/recorridos: si haces Mountain Bike más radical, Trail, Enduro o Descenso, el manillar deberá tener un ancho generoso que aporte control y estabilidad en las bajadas. En cambio, si lo que te gusta es rodar por el llano, por senderos estrechos con vegetación o subir o realizar bajadas más cortas y sencillas, opta por uno corto.

Rise o Altura

rise medida del manillar mtb

PUBLICIDAD Content_3

Aquí hay que distinguir entre manillares planos o de doble altura. Los últimos tienen una curvatura a modo de ‘U’ en la parte central, que dejan las punteras (los extremos donde se colocan los puños, y por tanto, donde se apoyan las manos) más elevadas. A esta elevación se le denomina Rise. Los manillares de doble altura yerguen la postura del rider, la elevan y llevan hacia atrás el peso, favoreciendo el control y la comodidad, sobre todo de brazos y espalda. Pero penalizan a la hora de acelerar o subir rampas. Esta medida se expresa en mm, al igual que el ancho.

Diámetro

Es una medida, expresada en mm, que tiene dos utilidades: por un lado, permite encontrar el modelo de manillar compatible con la potencia, que deberán coincidir. Por otro, un aumento del diámetro implica un incremento de la rigidez del manillar. Se sentirá menos flexible, pero aumentará la precisión en el giro.

Más diámetro no tiene por qué significar más peso. El diámetro se mide en la parte central, coincidiendo en la unión con la potencia. Aumentando  en este zona, y dependiendo del diseño que se le quiera dar, es posible incluso utilizar algo menos de material en los extremos, manteniendo los niveles de rigidez y conteniendo el peso. El estándar más utilizado en el MTB actual sigue siendo de 31,8 mm. Aunque los de 35 mm ganan cada vez más terreno.

Upsweep (curva de las punteras)

Es una característica desconocida aún por muchos bikers, especialmente los recién llegados a este deporte. Viene expresada en grados y alude al ángulo que expresa la elevación de las punteras con respecto al centro del manillar. O en manillares de doble altura con respecto al extremo interior de la parte más elevada.

Implica una mejora del control de la dirección y del manejo a alta velocidad. También es una corrección derivada de la fatiga de manos y antebrazos que sufrían muchos riders en descensos largos y técnicos. El ángulo de upsweep, por lo general, puede incrementarse de 5 a 8º.

Backsweep o retroceso

Ejemplo de retroceso en el manillar de bambú Passchier Gump, que hemos probado en Solo Bici.

Además de hacia arriba, el manillar también se puede curvar hacia adelante o hacia atrás. Es lo que se conoce como adelanto o retroceso (backsweep). Este último implica acercar las manos al cuerpo y yergue la postura para generar mayor control de la bicicleta, además de ajustar mejor la postura en bikers con brazos cortos y bicicleta con alcance del cuadro (reach) muy grande. Por el contrario, penalizará en aerodinámica, a la hora de ponerse de pie o rodar acomplado en el llano. La angulación más usada (en manillares Trail y Enduro) oscila entre 8 y 10º.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

1 comentario en «Ancho, rise o retroceso: 5 medidas para entender el manillar de tu MTB»

Deja un comentario