Melcior Mauri: "A Indurain es mejor tenerlo de compañero que de rival"

En menos de un mes arrancará la Titan Desert 2020. La prueba nos ha hecho sufrir hasta hace bien poco, por si podría celebrarse o no, pero ante las adversidades la organización se ha crecido, se ha reinventado y ha encontrado la solución ideal para que podamos disfrutar de una de las pruebas ciclistas más duras del planeta.

Este año tendremos la Titan mucho más cerca de casa, ya os habréis enterado de que se celebra en Almería del 2 al 6 de noviembre, pero conservará el mismo espíritu aventurero, de lucha… y desértico. No olvidemos, que en Almería está el único desierto de Europa.

Allí, veremos de nuevo juntos a dos grandes figuras del ciclismo español, Melcior Mauri y Miguel Indurain, que hace ya 30 años, o incluso más, rivalizaban en La Vuelta y el Tour.

Quizá el ciclista catalán pasase más desapercibido a la sombra del navarro, pero Mauri hizo sudar de valiente al pentacampeón del Tour y posiblemente sea el culpable de uno de los peores días de Miguel en la prueba francesa. Hace 25 años, en la etapa de Mende, Mauri y el buen trabajo del equipo ONCE relegaron a Indurain a una sexta plaza.

El catalán recuerda como si fuese ayer que “fue una etapa muy agresiva deportivamente hablando, Manolo Sainz nos iba dirigiendo para que atacáramos. Por delante estuvimos escapados Stephens, Jalabert y yo, que a relevos buscábamos sacar la mayor diferencia posible. Fue la etapa en la que más sufrió el equipo Banesto y Jalabert (que por cierto también es un Titán) llegó a ser líder virtual”.

Por supuesto, eso no eran más que ‘gajes del oficio’, pero de aquellos años “surgió una fuerte amistad que sigue perdurando”, explica un Mauri que no duda en reconocer que “a un corredor como Miguel es mejor tenerlo de compañero que de rival”.

Y sabe bien de qué habla pues, aunque quizá muchos no lo recuerden, fueron compañeros en el Banesto, en 1994, y en el Reynolds entre 1987 y 1989.

También fue uno de los pocos que le venció. De hecho, el año que viene se cumplirán 3 décadas de La Vuelta que ganó Mauri, ante un Indurain que ese mismo año conquistó su primer Tour.

Con 25 años recién cumplidos, esa victoria marcó un antes y un después en la carrera de Melcior Mauri quien reconoce que, “cuando miro la foto del podio con Indurain y Marino Lejarreta, aún le doy más valor”.

Juntos a la Titan Desert 2020

Mauri-Indurain-TitanDesert-2020_2

Tantos años después de aquellas pugnas y batallas, como os decíamos, a partir del próximo 2 de noviembre volveremos a verlos competir juntos. Pero en esta 15ª Titan Desert Mauri hará de director y capitán de ruta del equipo KH7-Logifrio.

No fue fácil convencer a Indurain de que participara. Melcior se lo había pedido hasta medida docena de veces en ediciones anteriores y siempre recibía un tajante no. Pero este año cambió algo: “Te digo algo el lunes” respondió al catalán quien pensó… “¡Ostras, igual este año se anima!”. Y no estaba equivocado.

La sorpresa máxima se la llevó el martes. Ansioso por saber la respuesta, no pudo esperar más y decidió llamar él a Indurain: “’Me animo, pero vendré con mi hijo Miguel’, me dijo, y me emocioné. Se me pusieron los pelos de punta al pensar que vendrían los dos conmigo y con mi equipo. Fue muy gratificante a nivel personal. Lo recuerdo con mucha emoción”.

De las carreteras a la pista

No es ningún secreto que a Miguel le gusta la carretera, y lo cierto es que va poco en MTB. Aunque Mauri explica que “desde que ha decidido ir a la Titan monta más, no tiene la técnica porque ni lo practica mucho ni le apetece”.

Ante este nuevo reto, una de las preocupaciones de Indurain era que se tratase de una prueba muy técnica, pero Mauri le tranquilizó explicándole que “a los más acostumbrados a la carretera les beneficia porque no hay esas bajadas tan técnicas”.

También explica que “le he hecho un máster en temas de navegación pensando en Marruecos, aunque en Almería no habrá”.

Al frente del KH7 Logifrio

Por si superar cada una de las etapas no fuese ya una tarea ‘Titánica’, como director y capitán del KH7 Logifrio, que llegará con más de 40 componentes entre ciclistas y staff, Mauri también deberá encargarse de multitud de tareas como control, logística, ropa…

Con tanto trabajo, no es de extrañar que para él sea “una gran satisfacción personal cuando terminan bien la experiencia. Y si no consiguen terminar, que sean conscientes de que han dado lo máximo y que han vivido la experiencia hasta donde han podido”.

El equipo es de lo más variopinto, con ciclistas de perfiles y niveles diferentes, desde los que van a ganar, como Josep Betalú (vencedor de las últimas cuatro ediciones), Sylvain Chavanel (récord de participaciones en el Tour: 18), Oriol Colomer, Sergi Escobar e Iván Díaz, hasta los que tiene como objetivo terminar y disfrutar.

Ahí entra el asesoramiento de Melcior Mauri para ayudar a que cumplan sus objetivos: “Establezco estrategias para ayudarles. Y a los que buscan terminar les asesoro para controlar las energías, como recuperar bien en el avituallamiento, buscar su grupo, controlar el tiempo para llegar al control, recuperar entre etapa y etapa…”.

Sus ciclistas se dividirán en equipos de 3 corredores, y el trío más potente será el formado por Betalú, Díaz y Colomer.

Miguel Indurain formará equipo con su hijo Miguel (excorredor en categorías inferiores) y el propio Melcior, aunque no descartan que éste acabe cediendo su puesto al cuñado del pentacampeón del Tour, Carmelo, hermano de su esposa Marisa.

De entre las chicas destaca Silvia Roura, que busca el podio después de su triunfo en Titan Series Saudi Arabia 2020.

Melcior Mauri Titan Desert 2020

Una Titan diferente y esperanzadora

Habiendo participado ya en 10 Titan Desert, y habiendo subido al podio dos veces (campeón en 2007 y 3º en 2009), Mauri ha sido testigo de cómo ha evolucionado la prueba “tecnológicamente y en el nivel de los corredores”.

Este año el coronavirus la ha obligado a renovarse de nuevo y, aunque no habrá dunas ni arena como en Marruecos, a Mauri le ilusiona el cambio: “Tengo ganas de conocer otros sitios, como el Cabo de Gata y el desierto de Tabernas. Tengo muchas expectativas con esta nueva Titan y me motiva. Muchos de los que repetimos lo vemos algo novedoso”.

Antes de finalizar, Melcior Mauri anima a todos aquellos ciclistas que tienen ganas de colgarse el dorsal, pero aún tienen dudas: “Les diría que aprovechen esta oportunidad. Tienen la ocasión de vivir una experiencia en un año maldito en el que nos han suprimido montones de eventos y pruebas. Les animo a que se inscriban”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.