El pasado fin de semana se disputó en la Cerdanya la Catalunya Bike Race, que en su segunda edición, se ha consolidado ya como una de las mejores pruebas de tres días que se disputan en España.

Uno de los culpables del éxito y a la postre, responsable en el diseño de los recorridos es nada menos que José Antonio Hermida quien además, decidió participar en la prueba con una One Twenty (el modelo de Merida con 120 mm de recorrido) en lugar de su habitual NinetySix (el modelo convencional para XC-Maratón y con 100 de recorrido).

El dorsal de José Antonio Hermida en la Catalunya Bike Race en 2018

La decisión de participar con una bici sobre el papel, menos rápida que la NinetySix puede sorprender, pero Hermida lo tenía claro. Tras customizarla en algunas de sus especificaciones de serie, corrió la prueba con ella para demostrar que una bici de trail puede tener más sentido del que pensamos para competiciones maratón con un cierto componente técnico, como puede ser la Catalunya Bike Race, entre otras.

Solo Bici tuvo la oportunidad de hablar con Jose y de ver y tocar su bici. El de Puigcerdà nos explicó todos los detalles de su One Twenty 9000, recordemos, el modelo tope de gama de Merida para uso Trail con 120 mm de recorrido en ambas suspensiones, una bici que además, se ha renovado por completo este mismo año.

Hermida sólo hizo los cambios imprescindibles, a su criterio, para adaptar esta bici a sus preferencias racing. Quedó tan satisfecho con la experiencia, que nos reveló que ésta sea, quizás, la bici con la que a partir de ahora, le veamos participar en alguna que otra prueba maratón.

Veamos los principales detalles que Hermida cambió en su bici para adaptarla al maratón:

Tras la customización, Jose dejó su One Twenty en 10,660 g, un peso que está muy cerca de las bicis de XC ligeras.

Los neumáticos elegidos fueron unos Maxxis Ikon 2.20”, de menor balón que los Continental originales de 2.3”. En todo caso, no asumió riesgos y los Maxxis son los más pesados, con la máxima protección Exo Protection y tubeless.

Otra de las customizaciones de Hermida fue sustituir la tija telescópica original por una recta y convencional de Merida en carbono, ahorrando un peso más que considerable.

Ambos discos de freno en la One Twenty son, de serie, en 180 mm de diámetro. En muchas ocasiones demasiado para XC, El trasero en cambio, no puede sustituirse en esta bici por uno de 160 mm, la pinza no podría adaptarse a esa medida.

Cualquier gramo que ahorremos ayuda a un mejor rendimiento, en este caso Hermida eligió un portabidón de carbono Merida de tan sólo 16 g.

El sillín personal de Hermida, un Prologó Nago C3, en lugar del Scartch 2 que se monta de serie en esta One Twenty y que es unos 50g más pesado.

La nueva Merida One Twenty en su versión tope de gama, 9000, monta el nuevo Shimano XTR 9100 en su modo 1×12 con casete 10-51 dientes, tal y como montaba la bici de Hermida.

Jose prefirió no tocar nada de la configuración de serie en su Merida respecto a la transmisión Shimano XTR, mantuvo incluso el plato de 32 dientes que se monta originalmente

Otro de los cambios importantes respecto al montaje de serie fue sustituir la potencia (de 50 mm de longitud) y el manillar de doble altura por un kit de potencia Merida ultraligera, con 100 mm de longitud, de aluminio 7050 y manillar plano de carbono también Merida.

Amortiguador FOX FLOAT Factory que no utiliza bloqueo remoto en el manillar. A pesar de ello, Hermida nos confesó correr buena parte de la prueba en posición abierta del amortiguador.

Destacar que en Solo Bici participamos también en la misma prueba y con la misma bici que lo hizo Jose, aunque con una configuración sensiblemente diferente, más acorde con nuestras necesidades y preferencias. En el próximo número de Solo Bici te contaremos nuestra experiencia y conclusiones de participar con una Trail en una competición maratón.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.