Microsuspensiones: los sistemas que hacen tu bici más confortable

Microsuspensiones: los sistemas que hacen tu bici más confortable

Más allá de los sistemas de suspensión clásicos como horquillas o amortiguadores, existen otros mecanismos alternativos que aportan a la bicicleta absorción o confort al ciclista, sin los inconvenientes de la suspensión tradicional. Son las microsuspensiones. Te explicamos cómo son y qué sistemas hay en la actualidad.

PUBLICIDAD Content_1

Los sistemas de suspensión llevan acompañando a la bicicleta durante, prácticamente, toda su historia. Ya sea mediante muelles en el sillín o en la pipa de la dirección en los modelos más antiguos, o con horquilla y amortiguadores de aire en los más modernos, todos ellos han facilitado el manejo y comodidad de miles de ciclistas, ampliando sus límites.

Pero no todo en la suspensión son ventajas. Acaban añadiendo más peso y complejidad mecánica y en ciertas modalidades del ciclismo suponen un gran hándicap, que acaba por desechar su uso.

Por ello, y para integrar también la suspensión en bicicletas que no las asumían, se crearon los sistemas de microsuspensión.

¿Qué son las microsuspensiones?

microsuspensiones bici trek

PUBLICIDAD Content_2

 

Lo primero de todo, hay que saber identificar las microsuspensiones de los sistemas que no lo son. Los cuadros con vainas o tirantes de carbono con fibras o inserciones de materiales flexibles no podrían considerarse como tal. Tampoco las tijas o manillares de carbono o aluminio convencionales con similares beneficios.

Las microsuspensiones son sistemas de suspensión en sí mismos, independientes de la estructura o material de cuadro y componentes. La diferencia de estos con respecto a los amortiguadores u horquillas de suspensión tradicionales, es que su tamaño es más compacto y su mecanismo es más simple y ligero. Además, su nivel de integración es mucho mayor, casi completo en muchos casos.

También su función u objetivo es diferente al de una suspensión normal. La microsuspensión está más orientada a eliminar pequeñas vibraciones provenientes del terreno y reducir así la fatiga muscular del ciclista. También a proporcionar mayor comodidad sin sacrificar demasiado los niveles de rigidez. Y no tanto a absorber grandes impactos o irregularidades del firme.

PUBLICIDAD Content_3

¿Qué bicicletas las llevan?

Creadas originalmente para bicis de carretera y MTB XC, ahora están encontrando acomodo en el gravel.

Las microsuspensiones se llevan usando en las bicicletas desde hace décadas, tanto en MTB como en carretera. Y en los últimos cinco años han aumentado su presencia en nuevos modelos de todas las modalidades.

Pero, actualmente, son tecnologías más asociadas a bicicletas de carretera de gran fondo o Endurance, así como en gravel y, en menor medida, bicicletas de Cross Country rígidas.

¿Por qué en estas y no en otras bicis? Sobre todo, por una cuestión de peso e integración. La ligereza es un factor fundamental en bicicletas de carretera y gravel. También en el XC. Así, un sistema de microsuspensión les aporta la absorción de pequeños impactos que necesitan, mitigando el aumento de peso que tendrían con una horquilla o amortiguador.

Microsuspensiones: los sistemas actuales

A continuación, te presentamos los sistemas de microsuspensión de referencia en la actualidad. Patentados por algunas de los mejores fabricantes de bicicletas del mercado y disponibles en bicicletas nuevas de serie.

Trek IsoSpeed

Trek ha sido una de las marcas que más años lleva innovando con microsuspensiones. Su sistema de más éxito ha acabado siendo el IsoSpeed. No utiliza un amortiguador como tal, con su recorrido para adaptarse al terreno. Se vale de un casquillo, apretado con dos tornillos, que une el tubo del sillín y el horizontal del cuadro.

Con esta unión, ambas partes del cuadro se desacoplan para otorgar flexión en la zona y lograr una efectiva absorción vertical de vibraciones, en pequeños baches o firmes irregulares (grava y adoquines). Todo ello sin apenas aumento de peso.

Trek IsoSpeed delantero

Asimismo, también existe el IsoSpeed delantero, integrado en el tubo de la dirección, que se incluyó posteriormente en modelos como la Trek Domane. Actualmente, la tecnología IsoSpeed se incluye de serie en las Trek Domane y Madone de carretera, Boone de ciclocross, Checkpoint de gravel, Procaliber de MTB XC y hasta en la urbana FX.

Specialized Future Shock

microsuspensiones bicicleta

Una de las microsuspensiones de referencia, usada por Specialized en bicicletas de carretera o gravel, como la Roubaix o Diverge. Se trata de un amortiguador instalado dentro del tubo de la dirección que proporciona 20 mm de recorrido. Actualmente, es el Future Shock 2.0 el que se instala de serie en estos modelos. Consta de un amortiguador de muelle y un cartucho hidráulico, regulable en compresión y rebote.

Con él se logra una bicicleta de carretera integrada sin variaciones en la geometría, al mismo tiempo que absorbe pequeños baches o irregularidades de asfalto en mal estado, grava o incluso caminos de tierra compactada.

Lapierre SAT

La Lapierre Shock Absorption Technology (SAT) es una microsuspensión multimodalidad, presente en bicicletas como de carretera como la Pulsium o en MTB en la Prorace SAT. Su funcionamiento se basa en la unión entre el tubo superior y los tirantes traseros mediante un elastómero, que proporciona flexión una absorción vertical extra que se nota, fundamentalmente, la tija y el sillín.

Canyon VCLS

Ya hemos dicho que manillares o tijas con diseños o inserciones especiales de materiales absorbentes no pueden ser considerados como sistemas de microsuspensión, aunque puedan cumplir esa función. Pero con la tija VCLS de Canyon haremos una excepción por sus características particulares.

Para empezar, se desmarca del resto de tijas absorbentes con un diseño de dos brazos, que se unen mediante una abrazadera metálica llamada Flip Head, con la que es posible ajustar el retroceso de la tija. Con este diseño y mecanismo se consigue una tija ‘flotante’, con absorción vertical de hasta 20 mm para que el apoyo con el sillín sea lo más cómodo posible.

BMC MTT

Otra de las marcas que más ha desarrollado sus sistema de microsuspensión es BMC, con su MTT (Micro Travel Technology). Creado originalmente para dotar de absorción vertical al tren trasero de sus rígidas de MTB, junto con las propiedades flexoras del carbono, ahora se ha revitalizado en su nuevo modelo de gravel, el URS LT.

La URS LT es la bicicleta actual referente de la microsuspensión, junto con la Trek Domane. Lo es debido a que integra tanto microsuspensión delantera como trasera. La primera es inédita de este nuevo modelo y está basada en un amortiguador de muelle integrado en la parte baja de la pipa de la dirección, justo en la unión con la horquilla.

Detalle del elastómero MTT para el triángulo trasero, en la nueva BMC URS LT.

Aporta 20 mm de recorrido y recuerda bastante al mítico Head Shock de Cannondale. Aunque esta suspensión MTT está mucho más integrada entre cuadro y horquilla y añade mucho menos peso.

En cuanto a la trasera, se vale del elastómero Xcell del sistema MTT en la confluencia de los tirantes, que ya usaron modelos como la Teamelite de MTB, sustituida por la Twostroke en 2020. Con ella se potencia la absorción de vibraciones en el tren trasera, otorgando 10 mm de recorrido, sin sacrificar en peso o rigidez.

Trek IsoStrut

Dejamos esta tecnología de Trek para el final, porque no encaja completamente con la definición y características de una microsuspensión. Sería más bien una evolución de estos sistemas, situándose entre ellos y la suspensión convencional.

El IsoStrut se estrenó junto a la innovadora Trek Supercaliber en 2020 como un sistema de suspensión para una MTB de Cross Country híbrida, con estructura y geometría de rígida y comportamiento y absorción de doble. Lo lograron con un amortiguador directamente integrado en el tubo superior, sin utilizar anclajes, bieletas o puntos de giro de una suspensión trasera clásica.

El IsoStrut supone una evolución de las microsuspensiones hacia mayor absorción, manteniendo al mismo tiempo la ligereza del mecanismo.

El amortiguador, desarrollado junto a Fox, ofrece 50 mm de recorrido. Y el sistema en total ofrece 60 mm, sumando la flexión vertical de las vainas y tirantes de carbono de la Supercaliber. Con el IsoStrut, Trek abrió una nueva era de integración de los amortiguadores, y una evolución del concepto de microsuspensión, más absorbente que otras tecnologías y más ligera que los esquemas de suspensión convencionales. Además de la Supercaliber, la Trek E-Caliber eléctrica también lo utiliza.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

1 comentario en «Microsuspensiones: los sistemas que hacen tu bici más confortable»

Deja un comentario