Mikel Landa y Movistar Team han acordado posponer el regreso competitivo del corredor alavés, quien finalmente no tomará la salida el próximo sábado en la 73ª edición de la Vuelta Ciclista a España. Landa sufre todavía dolores tras las fracturas producidas por una caída en la Clásica de San Sebastián, sumadas a las molestias ocasionadas por el golpe anterior sufrido en la 9ª etapa del Tour de Francia, lo que ha aconsejado su ausencia en el ocho telefónico que será anunciado este mismo lunes. «Hemos luchado por todos los medios, durante estos 15 días, para que Mikel pudiese alcanzar a tiempo un alto grado de recuperación, pero no ha sido posible», explica el mánager general de Movistar Team, Eusebio Unzué. «Ha pasado por días mejores y peores, pero a fin de cuentas y en este momento decisivo, no se encuentra con suficientes garantías como para poder tomar la salida».

«El dolor en la zona lumbar por su fractura y la doble rotura que sufría en las costillas se han combinado y han hecho que nos falte el tiempo suficiente para llegar a Málaga en unas condiciones mínimas. Ahora lo primero es centrarnos en conseguir su recuperación total, y con posterioridad a ello evaluaremos si puede llegar en buenas condiciones a la Vuelta a Gran Bretaña. Son ocho días de competición, muy intensos, que creemos podrían darle el estado de forma suficiente para que el seleccionador español pueda contar con él en el Mundial de Innsbruck». «Quiero agradecer enormemente el apoyo del Dr. Javier Barrio y el Deportivo Alavés, por ofrecer sus instalaciones a Landa para seguir su plan de rehabilitación». Más información en la web del Movistar Team.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This