Has leído bien, 19,3 kg es lo que pesa la nueva Mondraker Crafty Carbon RR SL. Espectacular. Uno de los objetivos de las marcas es hacer las e-bikes lo más ligeras que se puede. Y eso es lo que ha hecho los chicos de Mondraker. La nueva gama de Crafty Carbon cuenta con 2 modelos que bajan de los 20 kg con el nuevo motor de Bosch. Ahí es nada. Una vez más, Mondraker marcando la pauta.

Hasta Gondramaz (Portugal), una pequeña y peculiar localidad situada en la Aldeias de Xisto en la Serra da Lousa nos llevó Mondraker para presentarnos lo que nos aseguran que será un bombazo en cuanto a e-bikes se refiere: la Crafty Carbon. Una gama de e-bike de enduro con el modelo RR SL que da un peso en la báscula de… ¡¡19,3 kg!! Efectivamente, un bombazo… Una e-enduro de carbono con peculiaridades antes nunca vistas en una e-bike, empezando por un peso sub-20 kg y siguiendo por la batería integrada y no extraíble para su carga, un hito en la historia de las eléctricas. Mondraker, una vez más, atreviéndose y marcando la pauta que seguro que muchas otras marcas seguirán. Tiempo al tiempo.

mondraker_crafty_carbon_1

Espectacular. Y sí, has leído bien, sub20 kg. Menos de 20 kg para una e-bike de 160 mm de recorrido delante y 150 mm de recorrido trasero. Es verdad que hablamos de la tope de gama, la Crafty Carbon RR SL, con un peso final de ¡¡19,3 kg!! Con batería Powertube de 500 Wh y de 19,9 kg con batería Powertube de 625 Wh. Pero es que la R, sólo pesa 21,8 kg con batería de 625 Wh. Existirán 3 modelos, todos ellos montados con la nueva generación de motores Bosch.

El cuadro de los tres modelos está fabricado en carbono de alto módulo para triángulo delantero, basculante y bieleta superior mientas que la bieleta inferior es de aluminio. Mediante el proceso de fabricación Stealth Air Carbon, utilizado por Mondraker para sus mejores cuadros, se consiguen unas líneas y un diseño personal y reconocible.

Además de conseguir un peso lo más reducido posible no se pierden prestaciones a nivel de rigidez. Lógicamente, el sistema de suspensión es el Zero Kinematics propio de Mondraker, en una nueva versión optimizada para e-bikes, confiriéndole una plataforma de funcionamiento performance, es decir, buscando la máxima efectividad con la ayuda del amortiguador, que para sorpresa de todos es un Fox DPS Trunion. Podríamos esperar que fuese un amortiguador DHX2 o X2 (si pensamos en Fox), pero es que todo ha sido pensado para contar con el máximo control y ajuste, por lo que el DPS, customizado por Fox para esta bici, hace que tenga un rango mayor de regulación en rebote y compresión que los “más enduro”. Hasta que no lo probamos no lo creímos posible, pero se mostró más capaz, sin duda.

La geometría es idéntica a la de las Crafty de aluminio que para este 2020 se optimizó, sobre todo en cuanto a cinemática del sistema de suspensión Zero Kinematics para hacerlas más efectivas y precisas.

Motor Bosch Performance Line CX Gen4

Otra de las claves para conseguir un peso así de espectacular es el nuevo motor de Bosch, con un peso de un 25% menos de peso (2,9 kg) que la generación anterior, con un volumen un 48% menor, con un funcionamiento más natural y con un incremento de capacidad (o un ahorro) de batería de un 18% gracias a la optimización de este funcionamiento. Además, muestra una mayor aceleración y una menor resistencia. Si a esto le sumamos la batería Powertube de 650 Wh, muestra una autonomía de un 25% más que la versión de 500 Wh.

Otra de las peculiaridades de la nueva Crafty Carbon es el Cooling Air Flow System, una “refrigeración” de la batería mediante una apertura superior y otra inferior que hace que la batería no se caliente tanto y su funcionamiento sea mayor.

Uno de los detalles más sorprendentes, pero clave para conseguir tal peso. La batería, integrada en el tubo diagonal, no es extraíble para su carga, por lo que la carga de ésta hay que hacerla siempre directamente en la e-bike. Es verdad que esto puede parecer un inconveniente (y para alguno lo será), pero esto permite hacer las paredes de carbono del tubo diagonal más fino, en búsqueda de este peso nunca antes visto. Y al fin y al cabo, ¿cuánta gente conocéis que extraiga la batería para cargarla? La respuesta, mayoritariamente, es que a casi nadie, por no decir nadie, ¿verdad? Siempre habrá gente para la que sea un inconveniente, sí, pero por el momento, una cosa (el menor peso) va por la otra (no poder extraer la batería).

Otra de las cosas que hace especial la nueva Crafty Carbon es la imagen sin apenas cableado, sobretodo la RR SL montando el AXS inalámbrico de SRAM y la tija Reverb AXS de RockShox. Apenas se ve ningún cable. Y es que Mondraker, junto a Acros, ha diseñado una nueva dirección por la que los cables entran por la parte superior del tubo de dirección (por cierto, íntegramente de 1.5” de grosor). La tecnología HHG (Hidden Housing Guide) hace que apenas veamos los cables salir de manillar y introducirse en la pipa de dirección para pasar por el interior del tubo diagonal hasta su destino (ya sea tija telescópica, pinza de freno trasero o cambio). Espectacular.

Redefiniendo el e-mtb

La verdad es que la Crafty Carbon fue una sorpresa en algunos aspectos, y no lo fue en algunos otros. Conocemos a la marca desde que nació y tienen esta gran capacidad. Aunque no lo esperábamos, cuando la vimos dijimos: ¡Claro! (era lo que faltaba en la gama). Cuando supimos su peso dijimos: ¡Jodxx! Y cuando la probamos dijimos: ¡Hostxx! Esto fueron las sorpresas. Las no sorpresas fueron las de sentir una geometría y un funcionamiento personal y efectivo, como en todas las Mondraker que hemos probado de estos últimos años hacia aquí.

La fabricación Stealth Air Carbon le otorga una rigidez al cuadro espectacular, por lo que se nota que no afectara a la precisión de la conducción.

En cuanto al comportamiento, probando la RR SL, podemos decir que es excelente. Está claro que es una e-bike más que deportiva, mostrando una absorción inicial muy buena y una marcada progresividad que hace que sea reactiva. Es verdad que no es super absorbente en impactos medios y grandes, ya que busca eso, efectividad y una rápida respuesta ante todo, por lo que mejor si estás experimentado en nuestro deporte. Si es así, es una opción excelente, si puedes pagarla…

Si sueñas en una e-bike perfecta, te podemos decir que la Crafty Carbon es lo más parecido a ello. Su peso, su funcionamiento fiable y sin límite, su estética… Así es la Mondraker Crafty Carbon. Por desgracia sólo la pudimos probar 2 días y en unas condiciones más bien complicadas, pero ya pensamos en tenerla en casa unos cuantos días (señores de Mondraker, podrían ser unas cuantas semanas?¿o meses? ¿o años?) para poder hacer la prueba tal como se merece una joya como la Crafty Carbon.

MONDRAKER CRAFTY CARBON RR SL: Con un peso de 19,3 kg y batería de Bosch Powertube de 500 Wh (19,9 kg con batería de 625 Wh), la Crafty Carbon RR SL monta horquilla FOX 36 Float FIT4 EVOL Factory, un amortiguador FOX Float DPS Factory y la transmisión SRAM X01 Eagle AXS inalámbrico de 12 velocidades con bielas E*Thirteen TRS Race Carbon de 165 mm de longitud con un plato de 34 dientes. Las ruedas son unas DT Swiss HX1200 Carbon Spline One 29 con un ancho interior de llanta de 30 mm, mientras que los frenos son unos Shimano XTR de 4 pistones. El motor es el Bosch Performance Line CX de cuarta generación.

 

MONDRAKER CRAFTY CARBON RR:Con un peso de 21,3 kg con batería de Bosch Powertube de 625 Wh, la Crafty Carbon RR monta horquilla FOX 36 Float FIT4 EVOL Factory, un amortiguador FOX Float DPS Factory y la transmisión Shimano XT de 12 velocidades con bielas E*Thirteen TRS Race Carbon de 165 mm de longitud y un plato de 34 dientes. Las ruedas son unas DT Swiss HX1501 Spline One 29 con un ancho interior de llanta de 30 mm, mientras que los frenos, unos Shimano XT de 4 pistones. El motor es el Bosch Performance Line CX de cuarta generación.

MONDRAKER CRAFTY CARBON R: Con un peso de 21,8 kg y batería de Bosch Powertube de 625 Wh, la Crafty Carbon R monta horquilla FOX 36 Float FIT GRIP EVOL Performance, un amortiguador FOX Float DPS Performance y la transmisión SRAM Eagle GX/NX de 12 velocidades con bielas RaceFace Aeffect de 165 mm de longitud y un plato de 34 dientes. Las ruedas son unas DT Swiss H1900 Spline 29 con un ancho interior de llanta de 30 mm, mientras que los frenos, unos SRAM G2 RSC de 4 pistones. El motor es el Bosch Performance Line CX de cuarta generación.

 

Si quieres más información puedes visitar la web de Mondraker: www.mondraker.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This