Enduro al poder

La nueva Dune RR Limited 2012 ha sido creada para colmar las demandas de los endureros de paladar más refinado, así como las exigencias de aquellos que quieren lo máximo. 160 mm de recorrido de suspensiones para quien entiende el mountain bike como una modalidad global: pedalear, subir o bajar, sin límites. La bici total.

Ha pasado bastante tiempo desde que en septiembre de 2008 (Solo Bici número 208) probásemos en exclusiva el primer modelo Dune XR de Mondraker. Una bici única que traía consigo una serie de novedades que se extenderían a futuros modelos de la marca durante los años venideros e incluso marcarían el propio devenir de Mondraker. Adelantada a su tiempo, la Dune XR original de 2009 estrenaba un concepto enduro brutal en Mondraker. Montaba un potente cuadro con unas características técnicas innovadoras y era el primer modelo de la marca en utilizar un inédito sistema de suspensión, denominado Zero, que revolucionaría el mercado, y una geometría que desde entonces marcaría la tendencia a seguir en las doble suspensión de Mondraker.

Pero el concepto de bicicleta enduro brutal original sólo duró una temporada, 2009. En 2010 llegaría la Summum, y también la Foxy, que ampliarían la gama de modelos con sistema Zero. En el caso de la Dune, el modelo 2010 trajo consigo una modificación en el propio cuadro, con un innovador triángulo delantero con la nueva tubería Stealth, que rebajaba el peso significativamente y aportaba una nueva estética característica en Mondraker. El amortiguador DHX Air dejó paso a sendos RP2 y RP23, que eran 150 gramos más ligeros en la medida empleada, 216×63 mm de largo. En definitiva, una Dune más polivalente y ligera había nacido.

En 2011 aparecía la Factor de 120 mm con sistema Zero y la Dune de tercera generación estrenaba un nuevo basculante y nueva bieleta que rebajaba el peso del cuadro de forma significativa, e incluso el modelo RR incorporaba eje pasante trasero, adaptándose así perfectamente a las nuevas tendencias de futuro. El propio sistema de suspensión Zero sufrió alguna leve modificación cinemática; el amortiguador se colocó en una posición ligeramente más oblicua respecto al original, más vertical, buscando así un mejor comportamiento pedaleador sin perder su característica brutal absorción. Como el que no quiere la cosa, en sólo tres años la Dune había sufrido unos cambios tan grandes, que la versión 2011 al lado del modelo original 2009 no se parecía en nada. En cuanto a rendimiento, donde el modelo original contaba con una absorción brutal en cualquier circunstancia y representaba un concepto de enduro más salvaje -no sin ciertas interferencias de pedaleo sobre todo en plato pequeño-, las nuevas Dune han demostrado ser bicicletas más polivalentes, con un acertado compromiso entre la mejor eficacia de pedaleo y una óptima absorción de impactos manteniendo una filosofía de bicicleta “total” para todo uso.

Algo más de tres años más tarde regresa a las páginas de Solo Bici una nueva Dune, un modelo que nada tiene que ver con aquella original XR y, lo que son las cosas, una bicicleta que prácticamente no ha evolucionado respecto al pasado 2011. Concretamente, esta Dune RR Limited de 2012 emplea el mismo cuadro de aluminio Stealth de la Dune RR de 2011, con pipa de dirección tapered, sistema de suspensión Zero con 160 mm de recorrido y nueva trasera aligerada con eje pasante. Mucho más ligero que el original, este modelo, a pesar de que su rigidez es aceptable, no es tan sólido como la Dune de primera o segunda generación, con un diseño de basculante mucho más pesado, por otra parte.

Entre las novedades de esta versión 2012 tenemos un pack de suspensiones FOX Kashima, con horquilla 36 Float RLC, que pesa sólo 2 kg, y amortiguador RP23 Adaptive Logic Boostvalve, ruedas Easton Haven de aluminio, neumáticos Tubeless Kenda Nevegal Stick-E 2.35”, frenos Formula RX con discos de 180 mm, transmisión SRAM 2×10 con bielas de carbono -el único carbono de la bici-, pulsadores X9 con cambio X0 y tija de sillín RockShox Reverb con mando remoto en el manillar, un accesorio imprescindible no sólo en una bici enduro como la Dune, en cuyo equipamiento está presente desde el modelo original de 2009.

En marcha, buenas sensaciones

Finalizadas las sesiones de fotos, decidimos probar la Dune en un circuito de pruebas cercano a Barcelona donde en otras ocasiones hemos enfrentado otras bicicletas tanto de 26 como de 29 pulgadas o hemos probado modelos de 120 mm. Un entorno con senderos técnicos singletrack donde yendo rápido no hay demasiado margen para el error y donde encontramos alguna subida dura y técnica y variados descensos llevaderos.

Las primeras sensaciones sobre la Dune RR LTD están propiciadas por la propia geometría de la bici, que nos coloca en una posición acertada, bastante adelantada, para pedalear evitando tener que adelantar el sillín al máximo en los raíles, como aun así sucede en otros muchos modelos all mountain o enduro de otras marcas. La combinación de esta verticalidad de tubo de sillín con un tubo superior de 580 mm y potencia de 60 mm nos deja en una postura erguida, pensando en una utilización pedaleadora; una utilización donde verdaderamente Factor y, sobre todo, Foxy son mejores elecciones que la propia Dune, todo sea dicho.

La pedalada es contundente, sin pérdida de eficacia, con un aprovechamiento de nuestras energías perfecto en la mayoría de los desarrollos, si bien en plato grande y coronas altas, así como en plato pequeño y coronas bajas, notamos cierta interacción con la suspensión, aunque poco destacable, por otra parte.

La combinación de doble plato 39×26 con 12-36 detrás nos parece la ideal. Seguramente, para tomarnos las cosas con más calma alguien podría plantearse un 38×24 y así subir más despacio y con menor esfuerzo, pero con el 26×36 como desarrollo más corto hemos subido muy a gusto y sin prisas. Estrenado en la Dune de 2011, el doble plato nos parece la combinación perfecta, e incluso al ser el plato pequeño no demasiado pequeño, mantiene una óptima eficacia de pedaleo en un sistema como el Zero u otros de doble bieleta que sufren más en combinaciones como con un plato pequeño de 24 ó 22 dientes.

Estable y manejable

El rozamiento y peso de los neumáticos también se deja notar si optamos por un uso rutero, pero siendo un elemento con una vida útil limitada, será lo primero que cambiemos para decantarnos por una elección a nuestro gusto.

Una de las características más importantes de la personalidad de la Dune es su perfecto equilibrio entre una fantástica manejabilidad y una estabilidad espectacular. Con un lanzamiento de dirección muy generoso de 67.0°, con un sag del 35 % su estabilidad a alta velocidad y sobre zonas bacheadas es grandiosa y nos transmite una gran confianza. Su postura de conducción recogida, su corta potencia, el perfecto manillar e incluso el hecho de contar con una tija de sillín como la Reverb de RockShox le otorgan una manejabilidad buenísima. La sensación de poderío, de gran confianza, de sentir que somos capaces de hacer lo que queramos con la bici en cada momento, está constantemente presente.

Suspensiones FOX

Como la mayoría de los modelos de gama alta de Mondraker, la Dune RR LTD cuenta con suspensiones FOX, en este caso, un modelo 36 Float RLC Factory Series Kashima, y amortiguador RP23 Boostvalve Kashima. Como bicicleta enduro, la presencia de una horquilla con tubo tapered y eje de 20 mm es ideal, y sus 160 mm son algo más sensibles que en el pasado, gracias al tratamiento Kashima de sus barras y los nuevos retenes SKF que se estrenan en 2012. Siendo la Float el modelo más sensible con funcionamiento aire-aceite en FOX en 160 mm la realidad es que no lo es tanto y, además, vuelve a ser demasiado progresiva al final. De las nueve posiciones de compresión ajustable de la parte superior derecha de la horquilla es recomendable utilizar la primera, la más sensible de todas.

, y es esta diferencia en sensibilidad (trasera-delantera) la que nos invita a emplear la posición 1 ó 2 de los nuevos settings del RP23 de FOX en modo abierto, para así equilibrar el comportamiento de la bici, optando por la posición de Propedal firme cuando así lo requiramos -de mayor firmeza de los amortiguadores FOX de los últimos años- o bien la posición cero en abierto, si se trata de bajar con la máxima absorción.

Globalmente, el comportamiento es fantástico: en un extremo contamos con una gran absorción que sorprendió enormemente hasta al mismísimo Damien Spagnolo, que no paraba de decir que la Dune era una bici de “mini-DH”, y, por otra parte, gracias a las posibilidades de sus ajustes, podemos bloquear la delantera y dejar muy firme la trasera, ampliando así el espectro de uso de la bici más hacia el all mountain, mientras nuestras fuerzas nos acompañen.

En resumidas cuentas, la nueva Dune RR LTD establece un concepto de bicicleta todo uso que va un paso más allá del perfecto compromiso de bici polivalente ideal, como podría ser una Foxy de 140 mm, con dos centímetros extra de recorrido de suspensiones y un equipamiento más potente que sólo sabrán valorar y aprovechar quienes gusten de un comportamiento más bajador.

Bien es cierto que con un cambio de algunos componentes y neumáticos podríamos dejar la Dune RR LTD por debajo de los 13 kg en orden de marcha, pero ya no contaría con el perfil enduro tan genuino como con el que tiene así de serie. Los 4.790 euros nos parecen verdaderamente demasiados, no porque la bici no los valga, sino porque estamos hablando de una bicicleta de 160 mm de recorrido con cuadro de aluminio y, sí, con un gran equipamiento pero tampoco lo mejor en cada apartado.

El año pasado montaba grupo y frenos SRAM X0, con los que la bici ganaba vistosidad. Este año es más bonita y más ligera, pero sigue teniendo un precio demasiado elevado y 1.500 euros por encima de la precedente Dune RR, que en su atractivo color verde nos parece muy acertada y que también equipa el mismo cuadro con eje pasante trasero del RR LTD.

La Dune es una bicicleta que no tiene tanto protagonismo dentro de nuestras fronteras como fuera de ellas; en Francia, Suiza o Reino Unido es una de las bicicletas referencia de Mondraker, junto con Summum o Foxy, pero no por debajo de éstas, como en España. Una gran bici, sin duda -nos ha encantado-, al alcance de sólo unos pocos elegidos expertos en el segmento enduro que sepan obtener el mejor partido de su potencial.

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.