Nacida superventas

Las Tracker son tres nuevos modelos de bicicletas en el segmento de 120 mm, en el que Mondraker lleva ya siete temporadas siendo la marca referencia dentro y fuera de nuestras fronteras con sus modelos Factor. Con todos nosotros, la Tracker RR, nada más y nada menos que la tope de gama en esta nueva reencarnación a escala del sistema Zero.

La Tracker es la gran novedad en Mondraker, un modelo que se sitúa por debajo de las exitosas Factor en una franja de precio más comercial, entre los 1.300 y 1.800 euros. Cuenta con un cuadro que emplea una calidad de aluminio inferior a la Stealth utilizada en el resto de los modelos Mondraker de gama alta, denominada aluminio SAT (Square Alloy Technology) y que se caracteriza precisamente por sus formas cuadrangulares con muchas aristas y estéticamente impactante.

Las Tracker disponen de pipa de dirección 1-1/8” y se benefician de la misma geometría de las Factor con sistema Zero estrenadas en 2011, con una generosa distancia de tubo superior, ángulo de sillín bastante vertical que nos coloca en una posición perfecta de pedaleo y eficaz lanzamiento de horquilla. El basculante es ligeramente diferente al empleado por las Factor, más simple de diseño, con unas bieletas del sistema menos refinadas, de aspecto menos cuidado, pero igualmente efectivas. Los tornillos de cada punto de giro también son diferentes e incluso en el amortiguador se usan unos más comunes de 8 mm de diámetro en vez de los de 10 mm de las Factor o modelos superiores. El amortiguador es un FOX Float RL, como los que utilizan Ghost y GT.

Equipamiento

La horquilla de la Mondraker es una FOX Float RL Evolution series con una transmisión SRAM con el único pedalier de triple plato S1000 22x33x44 (qué grande se nos hace un plato 44 ya a estas alturas). Diez coronas traseras 11-36 con magníficos pulsadores X5 y cambio SRAM X7. Los frenos son los nuevos Avid Elixir 1 con un diámetro de 180 mm delante y 160 mm detrás. Tija de sillín, sillín personalizado para este modelo, potencia y manillar son OnOff, en concreto de la familia Notion, con un manillar de 680 mm muy adecuado de formas y una potencia de 80 mm de longitud, ideal en esta talla M probada. Las ruedas OnOff Rail de 32 radios y los neumáticos Kenda Blue Groove 2.1 de gran calidad de goma, aunque algo estrechos para una bici de 120 mm, completan el equipamiento.

Cómo va

La Tracker RR es una bicicleta que llama mucho la atención. Sus tonos negro brillo, azul y blanco son muy atrayentes y verdaderamente aparenta ser una bici de gama más alta respecto al segmento de precio de donde se encuentra realmente. La posición de conducción es perfecta, sinceramente nos encontramos tan cómodos como cuando probamos por vez primera el modelo Factor que tanto hemos alabado desde Solo Bici. Con una presión de sólo 75 psi en el amortiguador trasero, para contar con un sag del 25 % (75 psi también en la horquilla FOX), comprobamos que la firmeza de comportamiento de la suspensión trasera es muy elevada, demasiado. Pedaleando, la sensación es de una gran insensibilidad, como si nuestro amortiguador estuviese bloqueado o en posición Propedal activado.

No responde ante las pequeñas irregularidades, e igualmente no absorbe los grandes impactos aun con el rebote a máxima velocidad, quedándose la suspensión comprimida sin llegar a retornar correctamente. Aflojando ligeramente ambos tornillos del amortiguador comprobamos que la fricción de éstos con ambas bieletas es elevada y que, en este caso, la suspensión trasera va algo “más suelta”, pero el problema llega cuando nos montamos nosotros encima de la bici, ya que se queda hundida y no retorna.

E incluso a esta baja presión de sólo 75 psi la suspensión trasera se mostró demasiado progresiva. Con el amortiguador X Fusion O2 RL la Tracker y RockShox Ario RL la Tracker R, su absorción será superior respecto a esta RR, cuyo Float RL es demasiado firme, lo que decanta su carácter demasiado hacia una utilización XC-maratón.

La manejabilidad de la Tracker RR es buena; cuenta con el carácter Mondraker jovial y atrevido, pero echamos de menos una suspensión trasera más viva. Pese a que Mondraker indica en su catálogo y página web que el peso de la Tracker RR son 13,3 kilos, la realidad dicta que son sólo 12.79 kg sin pedales, situándose en una posición de privilegio dentro de esta categoría. De hecho, todo lo que sea estar por debajo de 13 kilos en la franja de precio inferior a 2.000 euros podemos considerarlo ligero, lo que deja patente una vez más la buena relación calidad-precio.

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.