La tija de sillín y el sillín son dos de los componentes más delicados de nuestra bici. Al fin y al cabo, el sillín es uno de los tres puntos de contacto de nuestro cuerpo con la bici. Por eso debemos tener sumo cuidado en las modificaciones. Por eso debemos tener sumo cuidado en los cambios.

En las bicicletas, especialmente en las gamas más altas, los fabricantes desarrollan sus propios productos para diferenciarse del resto, además de para intentar conseguir un peso lo más reducido posible. Hace ya algunos años que se empezaron a fabricar sillines con los raíles de fibra de carbono y tijas de este mismo material. Tanto dichos raíles como los diferentes sistemas de anclaje del sillín a la tija varían, por lo que debemos conocer y ser conscientes de lo que estamos manejando.

Antes de montar el sillín debemos identificar el tipo de raíl y si este es compatible con nuestra tija. Las medidas pueden variar según la marca del sillín. Las más habituales son: 8 x 8,5 mm y 7 x 9,6 mm.

A

Tipos de tija según su nuez o la base donde colocaremos el sillín. 1) Dos pletinas paralelas una sobre la otra. Este tipo se adapta a la mayoría de los sillines. 2) Una media luna en la parte inferior y dos travesaños en la parte superior también es fácil que se adapte a la mayoría de los sillines. 3) Dos pletinas paralelas, pero en este caso laterales. Este tipo de tijas requieren de diferentes tipos de pletinas según el tipo de raíl.

Debemos tomar las medidas que tenemos en nuestra bici respecto al sillín antes de desmontar nada. Cogeremos la altura y distancia del sillín al manillar.

medidas

Leer atentamente las intrucciones antes de montar el sillín. Son más delicados, por lo que el montaje debe hacerse siguiendo los parámetros determinados por el fabricante.

D

Desmontaremos el sillín que tenemos montado en nuestra bici y que queremos sustituir. Nos fijaremos en cómo están posicionadas las piezas de la nuez de la tija.

E

Con un trapo o con papel absorbente limpiamos muy bien la nuez de la tija y todas sus piezas.

F

Colocamos en los raíles del sillín una capa de pasta de montaje específica para piezas de carbono.

G

Posicionamos correctamente el sillín según las medidas tomadas anteriormente y apretamos con la llave dinamométrica.

H

Las herramientas: 1. Llaves allen. 2. Pasta de montaje para piezas de carbono. 3. Llave dinamométrica. 4. Cinta métrica. 5. Micrómetro.

Herramientas

El truco: Antes de comprar un sillín con raíles de carbono revisaremos si es compatible con nuestra tija de sillín.

Texto: probike.com / Fotos: Santi Díaz

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This