Todavía no han terminado los últimos ‘bolos’ asiáticos de la temporada, y algunos equipos ya empiezan a trabajar de cara a 2018. Es el caso del Movistar, que ayer mismo empezó una concentración de cinco días en Navarra donde se presentará a los nuevos miembros de la plantilla, se les entregará el nuevo material y habrá chequeos médicos, revisiones de aerodinámica y alguna actividad de grupo.

Así comienza en muchos lugares una pretemporada. Después, en cuestión de 15 a 20 días, el equipo se vuelve a reunir ya con las bicicletas para empezar entrenamientos, ir rodando juntos y aplicar algo de base de preparación para lo que será el año. Entre ambas estadías se suele ir definiendo el calendario de los distintos corredores, especialmente los líderes de cada equipo. Y esto último, en el caso de Movistar, es especialmente importante.

mikel-landa-maillot-azul

Landa, con el maillot azul de mejor escalador del Giro

Porque la concentración ha empezado marcada por un cruce de declaraciones entre Nairo Quintana y Mikel Landa. El colombiano ha aprovechado cada situación para reafirmar su condición de líder del equipo. Ahora Landa ha decido hablar también en una entrevista y expresar su opinión sobre este desembarco. Evidentemente, el de Murguía es el mejor y más caro fichaje de Movistar en el mercado actual.

“Vengo a su casa y no es de su agrado”

Por eso mismo el domingo, en el periódico Mundo Deportivo, aparecía una entrevista con el ya ex corredor de Sky en la que hablaba, como siempre, con sinceridad: “Me hubiera gustado tener otro recibimiento de Nairo. Vengo a su casa y, por lo que veo, no es de su agrado”, comentó en la entrevista. Antes de eso ya se había referido a las buenas posibilidades que les daría a ambos trabajar juntos: “Tenerlo al lado creo que puede ser muy positivo, entre los dos podemos hacer más daño que individualmente”.

maillot-movistar

Los maillots de Movistar, antes de ser entregados a los corredores. Foto: Movisatar Team

Por otra parte, el corredor vasco cree que Eusebio Unzué sabrá “sacar lo mejor de nosotros” a la vez que podrá “gestionar bien los egos” que habrá dentro del equipo. Con Valverde como jefe veterano y con un espacio muy definido en las clásicas, Landa quiere poder disputar por fin y como jefe de filas una gran vuelta. Por eso eligió Movistar: “Es un equipo con tradición y que lleva tiempo haciendo las cosas bien. Aquí no voy a perder el tiempo y voy a poder, por fin, disputar esa Grande”, dice.

Entre Giro y Tour

No obstante, todavía no tiene claro en cuál de ellas tomará parte. Con predilección por el Giro desde que quedase segundo en 2015, Landa asegura haber aprendido mucho de esta edición pasada en la Corsa Rosa: “Le di la vuelta a la situación tras el incidente, y acabar de esa forma me hizo crecer mucho”. Pero está pendiente del recorrido del año que viene: “El del Tour es completo, me gusta. Aún no he visto el del Giro. No sé por qué carrera me decidiré”.

Pero, eso sí, lanza un mensaje que es también un aviso: “Haga la que haga, me gustaría disputarla y tener todas las posibilidades de hacerla”. Una frase más en la línea de un ciclista que ya no quiere compartir galones, o al menos no como segunda opción. Landa, a sus casi 28 años, está a punto para pelear grandes objetivos, como demostró en Giro y Tour. Y lo hará vestido de celeste… Movistar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This